UROALQUINE

3022 | Laboratorio RIDER

Descripción

Principio Activo: Cítrico ácido,Potasio citrato,Sodio citrato,
Acción Terapéutica: Antilitiásicos

Composición

Cada sobre con 5g de granulado contiene: citrato de sodio dihidratado 1,95g, citrato de potasio monohidratado 2,32g, ácido cítrico anhidro 0,73g, excipientes cs.

Presentación

Envase con 50 sobres o sachets (incluye cinta indicadora de pH y registro de lecturas). Sabor fresa.

Indicaciones

Los citratos son efectivos como agentes alcalinizantes usados cuando se quiere mantener la alcalinidad por tiempo prolongado en la orina, en pacientes con cálculos de ácido úrico y de cistina en el tracto urinario, además se puede usar como coadyuvante con agentes uricosúricos en la terapia de la gota porque los uratos tienden a cristalizar a pH ácido en la orina. También es efectivo para corregir la acidosis en ciertos desórdenes de los túbulos renales. Estos citratos alcalinizan la orina sin producir alcalosis sistémica tomado en la dosis recomendada.

Dosificación

10g al día (4 cucharaditas rasas de té), 1 en la mañana, otra al mediodía y 2 en la noche, se toma disuelta en agua.

Contraindicaciones

Falla renal grave, con oliguria o azotemia, en la enfermedad de Addison no tratada o cuando hay daño miocárdico severo. En algunas ocasiones cuando los pacientes tienen dieta restringida de sodio o de potasio.

Reacciones Adversas

Estas sales son generalmente bien toleradas y no producen efectos secundarios cuando se toma en dosis recomendadas y en personas sin problemas renales y con buena eliminación urinaria, sin embargo, como en cualquier agente alcalinizante debe usarse con precaución en pacientes con disfunción renal para evitar la hiperpotasemia o alcalosis, especialmente en presencia de hipocalcemia. La intoxicación potásica causa ausencia mental, debilidad, confusión y debilidad de las extremidades.

Precauciones

Usar con precaución en pacientes con baja eliminación de orina (o poca diuresis) o usarlo bajo supervisión médica. Los pacientes deben diluir adecuadamente estas sales de citrato y preferentemente tomarlo después de las comidas para minimizar la posibilidad de daño gastrointestinal asociado con la ingesta oral de sales de potasio y para evitar el efecto laxante salino. Las sales de sodio siempre deberán ser usados cautelosamente en pacientes con falla cardíaca, hipertensión, edema pulmonar y periférico, y en la toxemia del embarazo. Se requiere un examen periódico y determinación de electrolitos séricos, particularmente los niveles de bicarbonato sérico deberán realizarse en pacientes con disfunción renal para evitar complicaciones.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play