SANIDECAL FORTE

3271 | Laboratorio SANITAS

Descripción

Composición

Cada cápsula contiene: calcio carbonato 1,125mg (equivalente a 450mg de calcio iónico). Excipientes: lauril sulfato de sodio, polividona, crospovidona, celulosa microcristalina, estearato de magnesio, dióxido de titanio.

Presentación

Envase con 30 cápsulas.

Indicaciones

Tratamiento y profilaxis de estados carenciales de calcio en pacientes de riesgos y/o con ingesta insuficiente de calcio. Tratamiento y prevención de la osteoporosis post-menopáusica (natural o quirúrgica), como coadyuvante de la terapia de reemplazo de estrógenos. Coadyuvante en el tratamiento de la osteoporosis senil.

Dosificación

La dosis varía entre 600 a 1.200mg/día de calcio elemental. En casos severos se emplean dosis de 2.000mg/día.

Contraindicaciones

Antecedentes de alergia o hipersensibilidad a alguno de los componentes de la formulación. Hipercalcemia. Insuficiencia renal grave, litiasis renal, hipercalciuria. Fibrilación ventricular preexistente. Ulcera gástrica. Osteoporosis por inmovilización.

Precauciones

En pacientes con antecedentes de cálculos renales. En tratamientos crónicos o en pacientes con insuficiencia renal leve o moderada, hipotiroidismo, hiperparatiroidismo, sarcoidosis, mieloma múltiple o metástasis es necesario controlar los niveles de calcio en la sangre (calcemia) y en orina (calciuria), ya que presentan mayor riesgo de hipercalcemia. En pacientes con constipación (estitiquez), impactación fecal o hemorroides este medicamento puede exacerbar los síntomas de estos estados. En pacientes con indicación de dosis altas o tratamientos prolongados de calcio, así como en pacientes con tratamiento conjunto con grandes dosis de vitamina D o que consumen alimentos ricos en calcio, el riesgo de hipercalcemia aumenta. Embarazo y lactancia:durante el embarazo y la lactancia se ven aumentadas las necesidades de calcio. Si se requiere suplementación, ésta debe administrarse en un horario diferente a los suplementos de hierro y la dosis no debe superar la recomendaciones diarias. El calcio se excreta en la lecha materna, pero no en cantidad suficiente como para causar daño al lactante. Durante el embarazo y la lactancia se deben administrar alimentos que contengan calcio. El tratamiento durante estos períodos debe ser realizado siempre bajo supervisión médica.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play