DESOWEN

3107 | Laboratorio GALDERMA

Descripción

Principio Activo: Desonida,
Acción Terapéutica: Antialérgicos tópicos

Composición

Cada 100g de crema: desonida 0,05g.

Presentación

DESOWEN Crema 0,05%: pomo con 30g.

Indicaciones

DESOWEN Crema al 0,05% está indicado para el alivio de las manifestaciones de inflamación y prurito de las dermatosis que responden a corticosteroides.

Dosificación

Los corticosteroides aplicados en forma tópica pueden ser absorbidos en cantidades suficientes como para producir efectos sistémicos (ver Precauciones).

Contraindicaciones

Los corticosteroides están contraindicados en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la preparación. Tuberculosis activa o infecciones por hongos. Infecciones por herpes simple.

Reacciones Adversas

Las siguientes reacciones adversas locales son poco frecuentes con corticosteroides tópicos, pero pueden presentarse si se usa vendaje oclusivo. Estas reacciones son señaladas en un orden decreciente aproximado de aparición: quemazón, picazón, irritación, sequedad, foliculitis, hipertricosis, erupciones acneiformes, hipopigmentación, dermatitis perioral, dermatitis alérgica por contacto, maceración de la piel, infección secundaria, atrofia de la piel, estrías.

Precauciones

General: la absorción sistémica de corticosteroides tópicos ha producido una supresión reversible del eje HPA (hipotálamo-hipófisis-suprarrenal), manifestaciones del síndrome de Cushing, hiperglucemia y glucosuria en algunos pacientes. Los trastornos que aumentan la absorción sistémica incluyen el uso de esteroides más potentes, la aplicación sobre grandes áreas de superficie, el uso prolongado y la adición de vendajes oclusivos. Por lo tanto, los pacientes que reciben dosis altas de esteroides tópicos potentes, aplicados en un área superficial extensa y con vendaje oclusivo, deben ser evaluados en forma periódica para detectar supresión del eje HPA, para lo cual se efectuarán pruebas de cortisol libre urinario y de estimulación de ACTH. Si se observa una supresión del eje HPA, se debe intentar retirar la droga, ya sea mediante la reducción de la frecuencia de aplicación o por sustitución por un esteroide menos potente. El restablecimiento de la función del eje HPA es en general rápido y completo después de suspender la administración. En raras ocasiones pueden aparecer signos y síntomas de privación de esteroides; en tal caso se requieren corticosteroides sistémicos suplementarios. Los niños pueden absorber cantidades proporcionalmente mayores de corticosteroides tópicos y, por lo tanto, ser más susceptibles a una toxicidad sistémica (ver Uso pediátrico). Si se desarrolla irritación, los corticosteroides tópicos se suspenden y se instituye tratamiento apropiado. En presencia de infecciones cutáneas, se debe iniciar el uso de un agente antifúngico o antibacteriano adecuado. Si una respuesta favorable no ocurre rápidamente, el corticosteroide debe suspenderse hasta que la infección sea controlada. Información para el paciente: los pacientes que usen corticosteroides tópicos deben recibir las siguientes informaciones e instrucciones: el consumo de este medicamento requiere prescripción médica. Uso externo solamente. Evitar el contacto con los ojos. Los pacientes deben ser advertidos de no usar este medicamento para cualquier otro malestar que no sea aquel por el cual fue prescripto. El área de piel tratada no debe ser cubierta con algo oclusivo, a menos que ello sea indicado por el médico. Los pacientes deben informar sobre cualquier señal de reacción adversa local, en especial en tratamientos con vendajes oclusivos. Los padres de pacientes pediátricos deben ser advertidos de no colocarles pañales ajustados o calzones plásticos a un niño tratado en la zona señalada, ya que éstos pueden constituir vendajes oclusivos. Pruebas de laboratorio: los siguientes test pueden ser de ayuda en la evaluación de la supresión del eje HPA: prueba de cortisol libre en orina, prueba de estimulación de ACTH. Carcinogénesis, mutagénesis y deterioro de la fertilidad: no se han desarrollado estudios en animales para evaluar el potencial carcinogénico o el efecto sobre la fertilidad de corticosteroides tópicos. Los estudios para determinar mutagenicidad con prednisolona e hidrocortisona han revelado resultados negativos. Embarazo categoría C: los corticosteroides son en general teratogénicos en animales de laboratorio cuando son administrados por vía sistémica en dosis relativamente bajas. En animales de laboratorio el corticosteroide más potente ha resultado ser teratogénico después de una aplicación dérmica. No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas sobre efectos teratogénicos debidos a la aplicación tópica de corticosteroides. Por lo tanto, estos últimos sólo deben ser usados durante el período de embarazo si el beneficio-potencial justifica el potencial riesgo del feto. Las drogas de esta clase no deben usarse ampliamente en mujeres embarazadas, en grandes cantidades o por períodos prolongados. Madres en período de lactancia: no se sabe si la administración tópica de corticosteroides genera una absorción sistémica capaz de producir cantidades detectables en la leche materna. Los corticosteroides administrados en forma sistémica son secretados en la leche materna en cantidades insuficientes para afectar nocivamente al niño. Sin embargo, se deben tomar precauciones cuando los corticosteroides tópicos sean administrados a mujeres en período de lactancia. Uso pediátrico: los pacientes pediátricos pueden ser más susceptibles a corticosteroides tópicos (supresión del eje HPA y síndrome de Cushing) que los pacientes maduros, debido a una mayor área de piel en relación con el peso del cuerpo. En niños que reciben corticosteroides tópicos ha sido informada supresión del eje HPA, síndrome de Cushing e hipertensión intracraneana. Las manifestaciones de supresión adrenal en niños incluyen retardo del crecimiento lineal, retraso del incremento del peso corporal, bajos niveles de cortisol en plasma y ausencia de respuesta a la estimulación con ACTH. Las manifestaciones de hipertensión intracraneana incluyen dolores de cabeza y papiledema bilateral. La administración de corticosteroides tópicos a niños debe limitarse a la mínima cantidad compatible con un régimen terapéutico efectivo. La terapia crónica con corticosteroides puede interferir en el crecimiento y desarrollo de los niños.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play