EUTIROX

1666 | Laboratorio MERCK

Descripción

Principio Activo: Levotiroxina sódica,
Acción Terapéutica: Tiroideas

Composición

EUTIROX® 25 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 25 mcg. EUTIROX® 50 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 50 mcg. EUTIROX® 75 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 75 mcg. EUTIROX® 88 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 88 mcg. EUTIROX® 100 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 100 mcg. EUTIROX® 112 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 112 mcg. EUTIROX® 125 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 125 mcg. EUTIROX® 137 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 137 mcg. EUTIROX® 150 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 150 mcg. EUTIROX® 175 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 175 mcg. EUTIROX® 200 mcg: Cada comprimido contiene: Levotiroxina sódica 200 mcg. Excipientes: lactosa monohidrato, almidón de maíz, gelatina, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio.

Presentación

EUTIROX® 100 se presenta con envase con 50 y 100 comprimidos. EUTIROX® 25, 50, 75, 88, 112, 125, 137, 150, 175 y 200 se presentan en envases con 50 comprimidos.

Indicaciones

Terapia de reemplazo o sustitución de Ia función tiroidea ausente o deprimida. Supresión de Ia secreción de tirotrofina. Usos: Bocio simple (bocio eutiroideo). Prevención de nuevo desarrollo de bocio tras operación de bocio (profilaxis de recidiva de bocio). Medicación adicional en el tratamiento de Ia hiperfunción tiroidea (hipertiroidismo), luego de alcanzar el estado funcional normal. Hipofunción tiroidea (hipotiroidismo). Terapia de substitución en tiroidectomía total por tumor en Ia tiroides.

Dosificación

Para el tratamiento individual, existen comprimidos con contenidos graduados de 50, 75, 88, 100, 112, 125, 137, 150, 175 y 200 mcg de levotiroxina sódica, de manera que generalmente solo es necesaria una tableta diaria. La dosis diaria individual se comprueba mediante estudios clínicos y de laboratorio. En el caso de pacientes de edad avanzada, aquellos con enfermedades cardíacas coronarias y en pacientes con hipofunción tiroídea grave o de mucho tiempo, el tratamiento con hormonas tiroídeas debe comenzarse en forma cuidadosa, es decir, elegir una dosis inicial baja y aumentarla luego de seguidos controles hormonales tiroídeos frecuentes y a intervalos de tiempo más amplios. Por experiencias se sabe que una dosis baja es suficiente en el caso de personas de bajo peso y cuando existe un gran bocio nodular. A menos que se prescriba algo diferente, rigen las siguientes pautas de dosificación:



Modo y duración del tratamiento: La dosis diaria total se ingiere sin masticar y con algo de líquido, por las mañanas en ayunas, al menos media hora antes del desayuno. Duración del tratamiento:Generalmente, durante toda la vida en los casos de hipofunción tiroidea (hipotiroidismo) y luego de extracción quirúrgica parcial o total de Ia tiroides; desde algunos meses hasta de por vida para el tratamiento del bocio (bocio eutiroideo) y para Ia profilaxis contra Ia nueva formación de bocio. Además, durante Ia terapia concomitante en el tratamiento de Ia hiperfunción tiroídea luego de alcanzar el estado de función normal. Si olvida tomar EUTIROX®: No tome doble dosis para compensar el comprimido olvidado, sino que tome la dosis normal al día siguiente.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a cualquier excipiente del producto. Tirotoxicosis no tratada, infarto agudo del miocardio. Algunos síndromes anginosos. Miocarditis aguda o pancarditis aguda. lnsuficiencia suprarrenal sin corregir, ya que Ia demanda aumentada de hormonas adrenocorticales puede causar una crisis adrenal. Insuficiencia pituitaria no tratada. Hipertunción tiroídea de cualquier etiología. Excepción:Terapia adicional en los casos de hipertunción tiroidea tratada luego de alcanzar el estado de función normal. Este tipo de terapia adicional no está indicada durante el embarazo.

Reacciones Adversas

Con un tratamiento apropiado y bajo control médico, no deberían presentarse efectos secundarios durante Ia terapia con EUTIROX®. Al sobrepasarse los limites de tolerancia individual para Ia levotiroxina sódica o en casos de sobredosificación, especialmente con aumentos demasiados fuertes al comienzo del tratamiento, aparecen los síntomas ya conocidos de una hiperfunción tiroidea, como temblor en los dedos, palpitaciones, sudoración excesiva, diarrea, reducción de peso o nerviosismo, arritmia cardiaca tales como fibrilación o extrasístole auricular, Taquicardia, angina pectoris, cefalea, insomnio, intolerancia al calor o fiebre. En tales casos, se debe interrumpir el tratamiento por varios días o reducir la dosis diaria. El tratamiento debe retomarse cuidadosamente una vez que los efectos no deseados hayan desaparecido. En caso de hipersensibilidad a cualquiera de los ingredientes de EUTIROX®, podrían aparecer reacciones alérgicas en particular de la piel. Las reacciones alérgicas pueden incluir inflamación de cara o garganta (angioedema).

Precauciones

Necesariamente, debe evitarse incluso la más leve hiperfunción tiroidea producida por la levotiroxina en presencia de insuficiencia coronaria, insuficiencia cardíaca, trastornos en el ritmo cardíaco, hipertensión y el desarrollo de dolor de pecho puede requerir disminuir las dosis. Por ello, en estos casos se deben realizar revisiones frecuentes de los parámetros de hormonas tiroides. En pacientes ancianos, en pacientes con enfermedad coronaria, y en pacientes con hipotiroidismo severo o larga existencia se puede considerar una dosis de mantención más baja que la requerida para completar la corrección de niveles de TSH. EUTIROX® no está recomendado para estados metabólicos hipertiroides. Una excepción es el suplemento concomitante durante el tratamiento de fármacos antitiroides de hipertiroidismo. En el caso de una hipofunción tiroidea secundaria a una afección en Ia glándulas hipofisiaria, se debe clarificar inmediatamente si se está en presencia de insuficiencia de la corteza suprarrenal. Esta debe tratarse antes de iniciar una terapia con hormonas tiroideas. El uso de hormonas tiroideas en pacientes con diabetes mellitus insípida o insuficiencia adrenocortical agrava Ia intensidad de sus síntomas. Ajustes apropiados se requieren en las medidas terapéuticas relacionadas con esas enfermedades endocrinas. La enfermedad celíaca y el síndrome de mala absorción pueden ser exacerbadas con la administración de hormonas tiroideas. No es conveniente la administración conjunta de simpaticomiméticos con hormonas tiroídeas ya que aumentan el riesgo de insuficiencia coronaria aguda en pacientes con antecedentes de coronariopatías. En mujeres postmenopáusicas con hipotiroidismo y alto riesgo de osteoporosis se debe evitar niveles de suero suprapsicológicos de levotiroxina. Por lo tanto, se recomienda llevar un monitoreo cercano de la función de la tiroides. Una vez que se ha establecido un tratamiento con levotiroxina, se recomienda ajustar la dosis siguiendo la respuesta clínica del paciente y de las pruebas de laboratorio, en caso de cambiar de marca. EUTIROX® contiene lactosa; por lo tanto, no es recomendable para pacientes con problemas hereditarios poco frecuentes de intolerancia a la galactosa, deficiencia de lactasa de Lapp o mal absorción de glucosa-galactosa. Efectos en la habilidad de conducir y usar maquinaria: No se han realizado estudios con respecto a los efectos en la habilidad de conducir y usar maquinaria. Sin embargo, ya que la levotiroxina es idéntica a la hormona tiroidea producida naturalmente, no es esperable que EUTIROX® tenga influencia en la habilidad para conducir o utilizar máquinas, si se ha recomendado su uso.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play