FEM 7

3031 | Laboratorio CHILE LAB.

Descripción

Principio Activo: Estradiol,
Acción Terapéutica: Medicamentos c/acción sobre metabolismo óseo

Composición

Cada parche transdérmico contiene: hemihidrato de estradiol 1,5mg, excipiente cs.

Presentación

Env. con 4 parches transdérmicos.

Indicaciones

Terapia de sustitución hormonal para el alivio sintomático de las molestias de la menopausia. Prevención y tratamiento de la osteoporosis en mujeres con un presunto riesgo de desarrollar fracturas.

Dosificación

Mujeres adultas y ancianas:debería aplicarse una vez a la semana en forma continuada, es decir, cada parche es reemplazado por uno nuevo luego de 7 días. La terapia se inicia con un parche FEM 7 (que libera 50mg de estradiol en 24 horas) y la dosis se ajusta luego del primer mes a dos parches si resultara necesario. No se debe exceder un máximo de dos parches a la semana. Los parches consecutivos deberían aplicarse en diferentes lugares. Se recomienda que los lugares de aplicación sean bajo la cintura y donde la piel esté lisa, por ejemplo, nalgas, caderas o abdomen. No debe aplicarse sobre las mamas o cerca de ellas. El parche debe aplicarse en un lugar limpio, seco, con piel sana e intacta, tan pronto como se saque de su envoltura. Se aplica despegando ambas partes del revestimiento de protección y luego manteniéndolo en contacto con la piel por al menos 30 segundos (el calor es esencial para asegurar una adhesión máxima). Si parte del parche se despega prematuramente (antes de 7 días), éste deberá retirarse y cambiarse por uno nuevo. Para que el efecto se cumpla, se recomienda que la paciente siga cambiando el parche en el día usual. En el caso de pacientes que presentan enfermedades hepáticas o renales graves (diálisis) no se recomienda el uso de FEM 7. Niñas:no está indicado.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al estradiol o a cualquier otro componente, sospecha o conocimiento de embarazo, lactancia, diagnóstico, sospecha o antecedentes de cáncer mamario, conocimiento o sospecha de neoplasia dependiente de estrógeno, sangrado genital anormal no diagnosticado, enfermedad hepática crónica o aguda, enfermedad hepática grave o antecedentes de enfermedad hepática cuando los test de función hepática no han vuelto a la normalidad, síndrome de Rotor o de Dubin-Johnson, enfermedad renal grave, historia activa o reciente de tromboflebitis o trastornos tromboembólicos. FEM 7 no se utiliza para la contracepción.

Reacciones Adversas

Se han registrado los siguientes efectos secundarios. Piel:eritema e irritación pasajera en el lugar de aplicación con o sin prurito que usualmente desaparece 2 a 3 días después de retirar el parche y es similar al efecto observado algunas veces luego de la oclusión de la piel con emplastos adhesivos. Tracto urogenital:sangrado por relación sexual. Sistema endocrino:sensibilidad en las mamas. Tracto gastrointestinal:náuseas, calambres abdominales, hinchazón. Sistema nervioso central:dolor de cabeza, migraña; rara vez vértigo. Sistema cardiovascular:rara vez tromboflebitis, exacerbación de venas varicosas y aumento de la presión sanguínea.

Precauciones

Antes de comenzar la terapia de reemplazo de estrógenos, se recomienda que la paciente se realice un examen médico completo, lo cual incluye un examen ginecológico y un estudio de los antecedentes familiares. Periódicamente debería someterse a un examen físico y ginecológico. Actualmente existe evidencia que sugiere un cambio general en el riesgo relativo de cáncer de pecho en mujeres posmenopáusicas que reciben terapia de reemplazo hormonal. Se debería realizar una evaluación del riesgo/beneficio antes de tratar a una paciente por más de 5 años. No existe indicación en estudios publicados de que el riesgo de tromboembolia, incluido infarto del miocardio y tromboflebitis, aumente con la terapia de reemplazo de estrógenos debido a la baja dosis recomendada actualmente en mujeres aparentemente normales. Sin embargo, el tratamiento debería discontinuarse de inmediato en el caso de ocurrir algún evento tromboembólico durante la terapia. No existe evidencia de que la terapia de reemplazo de estrógenos esté contraindicada en pacientes con antecedentes de trombosis venosa profunda, cirugía electiva planificada, embolia pulmonar, shock o infarto del miocardio, cuando estos están asociados con factores de riesgo conocidos tales como inmovilización (posparto o postrauma) o posoperatorio (en especial después de cirugía pélvica); sin embargo, en ausencia de información específica, FEM 7 debería utilizarse con precaución. Igual precaución debería tenerse en pacientes con antecedentes de endometriosis. Se recomienda el monitoreo de pacientes con epilepsia, diabetes, hipertensión, enfermedad renal o hepática leve a moderada, enfermedades mamarias benignas, porfiria, otosclerosis, fibromas uterinos y tumores hipofisarios o un antecedente familiar significativo de cáncer mamario. Si después de iniciada la terapia se desarrolla ictericia, dolores de cabeza tipo migraña, molestias visuales, fenómenos tromboembólicos o un aumento significativo de la presión sanguínea, la medicación debería discontinuarse mientras se investiga la causa. La mayoría de los estudios indican que la terapia de reemplazo hormonal ejerce un efecto menor sobre la presión sanguínea y algunos indican que el uso de estrógenos puede estar asociado con una pequeña disminución de ésta. Adicionalmente, muchos estudios sobre terapia combinada indican que la adición de un progestágeno también ejerce un pequeño efecto en la presión sanguínea. Rara vez aparece hipertensión idiosincrásica. Cuando se administran estrógenos a mujeres hipertensas, resulta necesaria una supervisión y el monitoreo de la presión sanguínea a intervalos regulares. Estudios epidemiológicos sobre la terapia de reemplazo hormonal por 5 años o más muestran que se produce una reducción en la frecuencia de fracturas de hasta un 50%; sin embargo, existe información limitada sobre los beneficios más allá de los 10 años. Resulta necesario realizar una revisión cuidadosa de los beneficios frente a los riesgos en pacientes tratadas por más de 5 o 10 años. Se recomienda que las pacientes que estén en un tratamiento de largo plazo se monitoreen su estado óseo anualmente. La administración de terapia de estrógenos sin oposición en pacientes con el útero intacto ha mostrado aumentar el riesgo de hiperplasia endometrial; por lo tanto, en mujeres con el útero intacto resulta esencial la adición de un progestágeno por al menos 12 días por ciclo. FEM 7 no es un contraceptivo oral ni devuelve la fertilidad. Si se administra juntamente con un progestágeno a mujeres con el útero intacto con potencial de gestación, éstas deberían utilizar métodos contraceptivos no hormonales. Cualquier sangrado repetido debería investigarse, incluida la realización de una biopsia endometrial.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play