GLIFORTEX XR

1148 | Laboratorio ANDROMACO

Descripción

Principio Activo: Metformina,
Acción Terapéutica: Hipoglucemiantes orales e inyectables

Composición

Cada comprimido recubierto contiene: Metformina clorhidrato 1000 mg.

Presentación

Envase de 30 comprimidos de liberación prolongada.

Indicaciones

Como monoterapia, está indicado en conjunto con la dieta y el ejercicio, para mejorar el control glicémico en adultos (17 años y más) con diabetes tipo II. Puede usarse en combinación con una sulfonilurea o insulina para mejorar el control glicémico en adultos (17 años y más).

Dosificación

Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg se administra por vía oral. Diabetes mellitus no insulinodependiente: Monoterapia y combinación con otros agentes hipoglicemiantes: Adultos:la dosis inicial recomendada de Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg como monoterapia y combinación con otros agentes antidiabéticos orales es de 1 comprimido 1 vez al día con la cena. La dosis máxima recomendada es de 2 comprimidos al día. Luego de 10 a 15 días, la dosis puede ajustarse sobre la base de las mediciones de glucosa sanguínea. Los comprimidos siempre deben administrarse durante la cena. Un leve aumento de la dosis puede mejorar la tolerancia gastrointestinal. En pacientes que están siendo tratados con comprimidos de metformina de liberación convencional, la dosis inicial de Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg debe ser equivalente a la dosis diaria de los comprimidos de liberación inmediata de metformina. En pacientes que usan 2000 mg de metformina clorhidrato de liberación convencional al día no se recomienda cambiar a metformina clorhidrato XR. Si se desea transferir desde otro agente antidiabético oral, discontinuar el otro agente e iniciar Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg en la dosis indicada anteriormente. Insulino dependientes: Adultos:Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg e insulina pueden utilizarse en terapia combinada para lograr un mejor control de la glucosa sanguínea. La dosis inicial usual de Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg es de 1 comprimido 1 vez al día, mientras que la dosis de insulina se ajusta sobre la base de las mediciones de glucosa sanguínea. Niños:En ausencia de datos disponibles, Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg no debiera utilizarse en niños. Ancianos:La dosis de metformina debe ajustarse en relación a la función renal del paciente (ver Precauciones). Síntomas y tratamiento de dosis excesivas (sobredosis): No se ha observado hipoglicemia luego de la ingestión de 85 g de metformina, aunque sí ha ocurrido acidosis láctica en esas circunstancias. En una situación de sobredosis se debe recurrir a la hemodiálisis y a las medidas de soporte para superar la acidosis.

Contraindicaciones

Glifortex XR no debe ser administrado en los siguientes casos: Insuficiencia renal o disfunción renal (clearance de creatinina < 60 mL/min). Insuficiencia hepática. Patologías agudas en las cuales se altera la función renal, por ejemplo, infarto de miocardio, deshidratación aguda, shock, administración intravascular de medios de contraste yodados. Falla cardíaca congestiva. Alcoholismo crónico e intoxicación alcohólica aguda. Hipersensibilidad a la metformina o a cualquiera de los excipientes de la formulación. Administración de diuréticos. Acidosis metabólica aguda o crónica, incluyendo cetoacidosis diabética, con o sin coma. No administrar durante el embarazo ni en el período de lactancia. Desnutrición severa. Pacientes de edad avanzada. Glifortex XR 1000 comprimidos de liberación prolongada 1000 mg, está contraindicado en forma temporal en aquellos pacientes que serán sometidos a estudios radiológicos que impliquen la administración intravascular de un medio de contraste, debido a que el uso de estos productos puede producir una alteración aguda de la función renal. En estos casos la ingesta de metformina clorhidrato debe ser suspendida 48 horas antes del examen y restaurada luego de 48 h de terminado éste.

Reacciones Adversas

Desórdenes del metabolismo y nutrición: Muy raro: disminución de la absorción de la vitamina B12 con reducción de los niveles séricos durante el uso a largo plazo de metformina. Se recomienda la consideración de dicha etiología si el paciente presenta anemia megaloblástica. Desórdenes del sistema nervioso: Trastornos del sabor. Desórdenes hepatobiliares:Muy raros: anormalidades en los ensayos de función hepática o hepatitis que requiere de la discontinuación del tratamiento. Reacciones gastrointestinales: Síntomas gastrointestinales como náuseas, diarrea, vómitos, hinchazón abdominal, flatulencia y anorexia son las reacciones adversas más comunes del tratamiento con metformina, estos hallazgos fueron un 30% más frecuentemente encontrados en los estudios clínicos en el grupo de pacientes tratados con metformina (monoterapia) que en el grupo placebo, se presentan especialmente al inicio de la terapia y suelen ser transitorios. Debido a que estos efectos son dosis dependientes, usualmente una reducción de la dosis es suficiente para resolver el problema. En caso que la diarrea sea seria y con riesgo de deshidratación, la terapia con metformina debe ser suspendida de inmediato. Al inicio de la terapia, un 3% de los pacientes describen un sabor metálico en la boca que desaparece espontáneamente. Reacciones hematológicas: En estudios clínicos de 29 semanas de duración, se encontró que aproximadamente el 9% de los pacientes en tratamiento con metformina desarrollaron niveles plasmáticos subnormales de vitamina B12 que no se acompañaron de ningún tipo de sintomatología. Ha ocurrido acidosis láctica, en algunas ocasiones fatal, pero en una menor proporción que con fenformina. La acidosis láctica ocurre en pacientes cuyas condiciones generales contraindican el uso de metformina, principalmente insuficiencia renal y colapso circulatorio. La acidosis láctica puede llegar a requerir tratamiento con bicarbonato sódico así como otras medidas.

Precauciones

Monitoreo de la función renal: Se sabe que la metformina es principalmente excretada por los riñones y el riesgo de acumulación de esta droga y producción de acidosis láctica aumenta con el grado de insuficiencia renal. Debido a que el envejecimiento está asociado con una disminución gradual de la función renal, en los pacientes de edad avanzada debe establecerse la dosis de metformina de manera que se consiga el efecto reductor de la glicemia, sin aumentar el riesgo de acidosis láctica por acumulación de la droga. Además, se debe monitorear periódicamente la función renal durante el tratamiento, tanto en sujetos cuya función renal es normal, como en aquellos en que hay una disminución de ésta. En los pacientes con función renal normal, se recomienda realizar un chequeo de ésta 1-2 veces al año y en los pacientes con deterioro renal y ancianos debe monitorearse la funcionalidad de los riñones 3-4 veces al año. La administración de metformina clorhidrato debe ser suspendida 48 h antes de realizar exámenes radiológicos que impliquen la administración intravascular de medios de contraste y restaurada sólo 48 h después de terminado el procedimiento radiológico. Estados de hipoxia: Condiciones como colapso cardiovascular o shock de cualquier etiología, falla cardíaca congestiva aguda e infarto agudo de miocardio han sido asociadas a acidosis láctica y pueden ocasionar azotemia prerenal, por lo que en aquellos pacientes sometidos a tratamiento con metformina clorhidrato que presenten cualquiera de estas condiciones la terapia con metformina debe ser suspendida de inmediato. Procedimientos quirúrgicos: La terapia con metformina debe ser suspendida previo a aquellas intervenciones quirúrgicas que implican restricciones alimentarias y de la ingesta de fluidos, hasta que la alimentación sea restituida y se haya evaluado la función renal. Alcohol: Se sabe que el alcohol potencia el efecto de la metformina sobre el metabolismo del lactato, por lo que debe evitarse la ingesta excesiva aguda o crónica de alcohol, mientras se está en terapia con metformina. Insuficiencia hepática: Debido a que la falla hepática se ha asociado con algunos casos de acidosis láctica, debe evitarse el uso de metformina en pacientes en que hay evidencia clínica o de laboratorio de insuficiencia hepática. Niveles de vitamina B12: En estudios clínicos controlados de 29 semanas de duración se observó una disminución en los niveles séricos de vitamina B12 de alrededor de un 7 - 9%, esta disminución no se acompañó de sintomatología clínica, y se cree que se debe posiblemente a una interferencia en la absorción de la vitamina B12 desde el complejo factor intrínseco-vitamina B12, esta alteración muy raramente se asoció a anemia, además, demostró ser rápidamente revertida por la suspensión de la administración de metformina o por la suplementación con vitamina B12, por lo tanto, se recomienda realizar un examen hematólogico anual para pesquisar cualquier alteración en aquellos individuos con una ingesta inadecuada de vitamina B12 o calcio, o con problemas en la absorción, estos sujetos deben ser monitoreados más frecuentemente en sus parámetros sanguíneos. Aquellos pacientes cuya diabetes ha sido bien controlada con el tratamiento con metformina y que repentinamente comienzan a tener síntomas clínicos inespecíficos de enfermedad o cuyos análisis de laboratorio aparecen alterados, deben ser evaluados con prontitud para descartar una cetoacidosis o acidosis láctica; si se verifica la presencia de cualquiera de estas condiciones, debe procederse a la suspensión inmediata de la administración de metformina y aplicar las medidas correctivas correspondientes. Hipoglicemia: La hipoglicemia no ocurre en pacientes bajo tratamiento con metformina, sin embargo, puede ocurrir cuando la ingesta calórica es insuficiente, cuando se realiza un ejercicio físico sin la adecuada suplementación de calorías o durante el uso concomitante con otros agentes hipoglicemiantes como las sulfonilureas o insulina, los pacientes ancianos, desnutridos, alcohólicos, con deficiencia hipofisiaria o adrenal, son más susceptibles a la hipoglicemia. En aquellos pacientes con una diabetes estable bajo tratamiento con metformina que están sometidos a alguna condición de estrés como cirugía, fiebre, infecciones, puede producirse una pérdida temporal del control de la diabetes, lo que puede obligar al retiro del tratamiento oral y a un suministro temporal de insulina, en este caso la terapia con metformina puede ser restituida una vez superado el episodio agudo.

Farmacocinética

Absorción y biodisponibilidad:la biodisponibilidad media de un comprimido de metformina es alrededor de un 50-60%, estudios en que se usaron comprimidos de 500, 850, 1500 y 2550 mg indicaron que en la medida que se incrementan las dosis no hay una proporcionalidad en la absorción, lo anterior debido a una absorción disminuida más que a una alteración en la eliminación, se cree además que la absorción intestinal está controlada por un mecanismo de saturación. Los alimentos disminuyen la extensión de la absorción, a la vez que retardan levemente la absorción. En efecto, se ha demostrado que la administración de alimentos produce una disminución de alrededor de un 40% en el peak de concentración plasmática, una disminución de un 25% en el ABC y una prolongación de 35 minutos en el tiempo necesario para la obtención del peak en la concentración plasmática luego de la administración de un comprimido de 850 mg. La relevancia clínica de estos efectos es desconocida. Distribución:la unión a proteínas plasmáticas de la metformina es insignificante en contraste con las sulfonilureas cuya unión a proteínas plasmáticas bordea el 90%. En los esquemas usuales de dosificación de metformina, el estado estable se alcanza dentro de las 24-48 h. Metabolismo y Eliminación:los estudios han demostrado que la metformina es excretada sin cambio por la orina en un 90% dentro de las siguientes 24 horas que siguen a la administración oral, el clearance renal es 3,5 veces mayor al clearance de creatinina, lo que indica que la secreción tubular es la mayor vía de eliminación de esta droga. La vida media para la principal vía de eliminación, es de 2 horas. En la sangre la vida media de eliminación es aproximadamente de 17,6 h lo que indica que los eritrocitos pueden ser un compartimento de distribución. En los pacientes diabéticos con una función renal normal no hubo diferencias entre la farmacocinética de una dosis simple y de dosis múltiple con respecto a los sujetos no diabéticos, no hubo acumulación en ninguno de los 2 grupos a las dosis clínicas. Insuficiencia renal:en personas con función renal deteriorada, la vida media plasmática y en sangre se prolonga y el clearance disminuye en forma proporcional al clearence de creatinina. Insuficiencia hepática:no se han conducido estudios farmacocinéticos en sujetos con insuficiencia hepática. Ancianos:existe información bastante limitada respecto a estudios farmacocinéticos controlados en sujetos ancianos sanos, estos sugieren que el clearance total del plasma está disminuido, la vida media y la Cmáxestán prolongadas en comparación con sujetos jóvenes saludables. De lo anterior se deduce que los cambios en la farmacocinética de la metformina en los sujetos de la tercera edad están íntimamente relacionados con los cambios que ocurren en la función renal en esta etapa de la vida. Niños:no existen informes de estudios farmacocinéticos realizados en niños menores de 10 años.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play