REGENTAL

1287 | Laboratorio TECNOFARMA

Descripción

Principio Activo: Nimodipina,
Acción Terapéutica: Vasodilatadores centrales y periféricos

Composición

Cada comprimido contiene: nimodipino 30mg o 60mg.

Presentación

Envase con 30 y 60 comprimidos de 30mg. Envase con 20 y 40 comprimidos de 60mg.

Indicaciones

Al conocer el mecanismo de acción de REGENTAL, se desprenden las indicaciones de este: 1. Síndrome arterioesclerótico, alteraciones del oído medio, trastornos de la memoria, desorientación, confusión alteración en la concentración y el lenguaje. 2. Insuficiencia cerebrovascular severa, síndromes demenciales. 3. Enfermedad de Alzheimer. 4. En la profilaxis y tratamiento de la hemorragia cerebral y subaracnoidea. Como se puede desprender de las indicaciones, en todas ellas el elemento de base es una disminución en la oferta de oxígeno y el consecuente daño metabólico.

Dosificación

La dosis recomendada para los casos de profilaxis y la terapia del déficit neurológico isquémico será de 60mg por vía oral cada 4 horas, manteniendo la terapia por al menos 21 días. Para los casos de déficit del área cognitiva no asociado a un cuadro vascular agudo, la dosis será de 60mg cada 12 horas. En los casos de un déficit severo del área cognitiva o afectiva producto de un deterioro orgánico, la dosis recomendada es de 60mg cada 8 horas.

Contraindicaciones

Se encuentra contraindicado en el embarazo y la lactancia. Se encuentra contraindicado en los casos de insuficiencia hepática severa. En los casos de edema cerebral generalizado, o en los casos de hipertensión endocraneana. Se encuentra contraindicado en caso de hipersensibilidad al principio activo.

Reacciones Adversas

Aproximadamente un 10% de los pacientes presentan algún tipo de reacciones adversas. Las reacciones adversas más frecuentemente reportadas están relacionadas con el cambio de presión. Se puede observar rubefacción facial, palpitaciones, dolor precordial, sensación de calor. En grupos de investigación clínica, con dosis de hasta 120mg cada 4 horas, los pacientes no han informado reacciones adversas de importancia. En un porcentaje menor al 1% se han reportado hemorragias gastrointestinales, prurito, trombocitopenia, hepatitis, ictericia, hipertensión arterial, vómitos, palpitaciones, calambres abdominales, agitación y sequedad de boca. Con dosis aun mayores, se pueden encontrar los efectos asociados al uso de bloqueadores de calcio como ascitis, edema, disminución de la presión, edema pretibial o maleolar. No se han visto alteraciones hormonales de importancia, ni alteraciones del metabolismo de los carbohidratos. En aquellos casos en los cuales se sospeche la posibilidad de edema pulmonar, se deben instaurar las medidas de soporte médico en forma inmediata. Abuso y dependencia:no han sido reportados casos de abuso ni dependencia con el uso de nimodipino.

Precauciones

Se debe tener en cuenta que, al igual que otros bloqueadores de los canales lentos del calcio, puede afectar la presión arterial, aun cuando este efecto es menos marcado que con otros antagonistas del calcio. En los pacientes con alteración de la función hepática, se puede producir acumulación de la droga. En estos pacientes, se debe monitorear adecuadamente la presión arterial y el pulso como una forma de ver la aparición de efectos secundarios producto de la acumulación de la droga. Ha sido reportada en forma muy ocasional, la aparición de alteración del tránsito intestinal, llegando incluso a producir íleo (parálisis del intestino grueso o delgado), los cuales ceden con un manejo conservador del cuadro. Embarazo:esta droga se encuentra en categoría C. En animales de experimentación, se ha demostrado que puede producir alteración en la formación de los embriones, es decir, se ha descrito un efecto teratogénico. También se han descrito pérdidas embrionarias precoces con dosis mayores a las usadas en humanos. Dado lo anterior, esta droga sólo se usará cuando los potenciales beneficios superen a los potenciales riesgos. Lactancia:se ha demostrado en animales de experimentación que tanto nimodipino como sus metabolitos aparecen en la leche en concentraciones muy superiores a las concentraciones plasmáticas maternas. En humanos, no se tienen antecedentes. Dado que muchas drogas se excretan por la leche, el uso de nimodipino en la lactancia estará restringido a aquellos casos en los cuales los potenciales beneficios superen a los potenciales riesgos. Uso pediátrico:no existe suficiente información que avale el uso de esta droga en niños. No están claras su seguridad ni su efectividad terapéutica, de tal forma que su uso no está recomendado.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

Otros medicamentos de TECNOFARMA

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play