USENTA

1131 | Laboratorio TECNOFARMA

Descripción

Principio Activo: Bosentano,
Acción Terapéutica: hipotensor pulmonar

Composición

Cada comprimido recubierto contiene: bosentán (como monohidrato) 125mg. Croscarmelosa sódica, almidón pregelatinizado, povidona, dióxido de silicio coloidal, celulosa microcristalina, estearil fumarato de sodio, behenato de glicerilo, óxido de hierro amarillo, óxido de hierro rojo, hipromelosa, dióxido de titanio, macrogol, polisorbato 80, cs.

Presentación

Envases con 30 y 60 comprimidos recubiertos de 125mg.

Indicaciones

Tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar (HAP) para mejorar los síntomas y la capacidad de ejercicio en pacientes con grado funcional III de la OMS.  Se ha demostrado eficacia en: HAP primaria (idiopática y hereditaria). HAP secundaria a la esclerodermia sin enfermedad pulmonar intersticial significativa. HAP asociada a cortocircuitos sistémico-pulmonares congénitos y fisiología de Eisenmenger. También se han observado mejorías en pacientes de clase funcional II de la  OMS. Bosentán también está indicado para la reducción del número de nuevas úlceras digitales en pacientes con esclerosis sistémica con alteración digital ulcerosa activa.

Dosificación

Hipertensión arterial pulmonar: el tratamiento sólo debe ser iniciado y controlado por un médico experimentado en el tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar. Oral inicial:62,5mg (medio comprimido) dos veces al día durante 4 semanas; con posterioridad, aumentar hasta la dosis de mantenimiento 125mg 2 veces al día. No es necesario el ajuste de dosis con pacientes con insuficiencia renal. La dosificación en pacientes con moderada insuficiencia hepática debe indicarse con precaución (ver Tabla I). En pacientes con insuficiencia hepática grave, bosentán se encuentra contraindicado. Dosis mayores de 125mg no demostraron beneficio y aumentan la posibilidad de alteraciones hepáticas. Los valores de las aminotransferasas hepáticas deben determinarse antes de iniciar el tratamiento y a intervalos mensuales durante el tratamiento con bosentán. Además, los valores de las aminotransferasas deben determinarse 2 semanas después de cualquier aumento en la dosis (ver Tabla II).


En caso de aparición de síntomas clínicos asociados de lesión hepática, es decir, náuseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal, ictericia, fatiga o aletargamiento inusual, síndrome gripal (artralgia, mialgia, fiebre), deberá interrumpirse el tratamiento y no se considerará la reintroducción de bosentán. Reinicio del tratamiento: el reinicio del tratamiento con bosentán sólo deberá considerarse si los posibles beneficios del tratamiento con bosentán superan los riesgos potenciales y si los niveles de las aminotransferasas hepáticas están dentro de los valores previos al tratamiento. Se recomienda pedir consejo a un hepatólogo. Los valores de las aminotransferasas hepáticas deben volver a determinarse en los primeros 3 días tras el reinicio, de nuevo transcurridas otras 2 semanas, y siguiendo las recomendaciones anteriores a partir de entonces. Mujeres en edad fértil: bosentán debe indicarse en mujeres con test de embarazo negativo y solamente en las que practiquen adecuada anticoncepción pero sin anticonceptivos hormonales, incluyendo las formas orales, inyectables, transdérmicas e implantables. Dosis pediátrica usual:la seguridad y la eficacia no ha sido comprobada. Dosis geriátrica: la dosis en este tipo de pacientes debe ser indicada con precaución debido a la mayor frecuencia de problemas geriátricos específicos.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes. Child-Pugh clase B o C, es decir, insuficiencia hepática de moderada a grave. Valores basales de aminotransferasas hepáticas, es decir, aspartato aminotransferasa (AST) y/o alanina aminotransferasa (ALT), superiores a 3 veces el límite superior de la normalidad. Empleo concomitante de ciclosporina A. Embarazo. Mujeres en edad fértil que no utilicen un método anticonceptivo fiable.

Reacciones Adversas

Ensayos controlados con placebo en HAP primaria (idiopática/familiar) y en HAP asociada a enfermedades del tejido conjuntivo. En la tabla siguiente se resumen las reacciones adversas ocurridas en ?3% de los pacientes tratados con bosentán (125 y 250mg dos veces al día) en ensayos controlados con placebo en hipertensión arterial pulmonar, y que fueron más frecuentes en estos pacientes:


Solamente se incluyen las reacciones adversas que aparecieron desde el comienzo del tratamiento hasta 1 día de calendario después de finalizar el tratamiento. Un paciente puede presentar más de una reacción adversa. A la dosis de mantenimiento recomendada, o doble de ésta (es decir, 125 o 250mg dos veces al día), las reacciones adversas que se produjeron con más frecuencia con bosentán que con placebo (?3% de los pacientes tratados con bosentán, con una diferencia ?2%) fueron nasofaringitis, rubor facial, función hepática anormal, edema de extremidades inferiores, hipotensión, palpitaciones, dispepsia, fatiga y prurito. Las reacciones adversas que se produjeron en ?1% y < 3% de estos pacientes, y con más frecuencia con bosentán que con placebo (diferencia de ?2%) fueron anemia, reflujo gastroesofágico y hemorragia rectal, todos en un 2,4% con bosentán comparado con un 0% con placebo. Las interrupciones del tratamiento debidas a reacciones adversas, durante los ensayos clínicos en pacientes con hipertensión arterial pulmonar, a dosis de 125 y 250mg dos veces al día, fueron menos frecuentes en los pacientes tratados con bosentán que en los tratados con placebo (5,5% vs. 10%, respectivamente).

Precauciones

Función hepática:la elevación de los valores de aminotransferasas hepáticas, es decir, aspartato aminotransferasa y alanina aminotransferasa (AST y/o ALT), asociada con bosentán, es dosis-dependiente. Dicha elevación puede deberse en parte a la inhibición competitiva de la eliminación de las sales biliares de los hepatocitos, aunque otros mecanismos que no han sido claramente establecidos, estén probablemente también involucrados en la aparición de esta alteración de la función hepática. No se descarta la acumulación de bosentán en los hepatocitos, con la consiguiente citólisis, que puede provocar daño hepático grave, o un mecanismo inmunológico. Si la eliminación de las enzimas hepáticas se acompaña de manifestaciones clínicas sintomáticas de daño hepático (náuseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal, ictericia o fatiga o aumentos de la bilirrubina mayores de 2 veces lo normal), la medicación debe suspenderse. Concentración de hemoglobina: en el tratamiento con bosentán, se ha observado una discreta reducción dosis-dependiente en la concentración de hemoglobina. Los descensos en la concentración de hemoglobina relacionados con bosentán no son progresivos y se estabilizan después de las primeras 4-12 semanas de tratamiento. Se recomienda determinar la concentración de hemoglobina antes de iniciar el tratamiento, mensualmente durante los primeros 4 meses, y trimestralmente a partir de entonces. Si se observase un descenso clínicamente significativo en la concentración de hemoglobina, se deben realizar evaluación e investigación adicionales para determinar la causa y necesidad de tratamiento específico. Uso en mujeres en edad fértil:el tratamiento con bosentán no debe ser iniciado en mujeres en edad fértil a menos que utilicen un método anticonceptivo fiable y que el resultado de la prueba de embarazo previa al tratamiento sea negativo. Se recomienda realizar pruebas de embarazo mensuales durante el tratamiento con bosentán. Retención de líquidos: los pacientes en tratamiento por insuficiencia cardíaca congestiva han agravado su situación clínica debida a aumento de peso y edemas en miembros inferiores que ocurren después del tratamiento con bosentán durante las primeras 4 a 5 semanas. Estos pacientes necesitan control de líquidos, diuréticos y hospitalización en caso de descompensación grave. Carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y trastornos de la fertilidad: embarazo:estudios realizados en animales han demostrado toxicidad reproductora (teratogénesis, embriotoxicidad). Los datos sobre el uso de bosentán en mujeres embarazadas son limitados y proceden de unos pocos casos recibidos durante el periodo de uso postautorización. El riesgo potencial para el ser humano sigue siendo desconocido, por lo que se debe considerar que bosentán es potencialmente teratógeno en el ser humano, y no se debe utilizar durante el embarazo. Las mujeres no deberán quedar embarazadas durante por lo menos 3 meses después de finalizar el tratamiento con bosentán. Bosentán está contraindicado en el embarazo. Las mujeres en edad fértil deben usar un método anticonceptivo fiable durante el tratamiento con bosentán y durante por lo menos 3 meses después de finalizado el tratamiento. Bosentán puede neutralizar el efecto de los anticonceptivos hormonales. Así pues, las mujeres en edad fértil no deberán usar anticonceptivos hormonales (incluidas las formas orales, inyectables, transdérmicas e implantables) como único método anticonceptivo, sino que deberán emplear otro método adicional o alternativo fiable de anticoncepción. Se recomienda realizar pruebas de embarazo mensuales durante el tratamiento con bosentán. Las mujeres que queden embarazadas mientras reciben tratamiento con bosentán deben ser informadas de los posibles riesgos para el feto. FDA:embarazo categoría X.Uso durante la lactancia:se desconoce si bosentán se excreta en la leche humana. Debe aconsejarse a las mujeres en período de lactancia tratadas con bosentán que interrumpan la lactancia.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

Otros medicamentos de TECNOFARMA

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play