OFTASONA N

2774 | Laboratorio NICOLICH

Descripción

Principio Activo: Betametasona,Neomicina,
Acción Terapéutica: Antibióticos oftálmicos combinados

Composición

Cada mL de solución oftálmica estéril contiene: Neomicina (como sulfato) 3.5 mg. Betametasona disodio fosfato 1 mg. Excipientes c.s. Cada gramo de ungüento oftálmico contiene: Neomicina (como sulfato) 3.5 mg. Betametasona disodio fosfato 1 mg. Excipientes c.s.

Presentación

Solución Oftálmica: Envase con Frasco gotario de 10 mL. Ungüento Oftálmico: Envase con Pomo de 3 g.

Indicaciones

OFTASONA-N está indicado para el tratamiento de los procesos infecciosos producidos por gérmenes sensibles a la neomicina acompañados de un componente inflamatorio.

Dosificación

El médico debe indicar la posología y el tiempo de tratamiento apropiado a su caso particular, no obstante la dosis usual recomendada es: Vía de Administración:Oftálmica. Dosis Usual solución oftálmica estéril:1 gota en el ojo afectado 3 a 6 veces al día. Dosis Usual ungüento oftálmico:Una pequeña cantidad (1 cm) en el ojo afectado 3 a 6 veces al día.

Contraindicaciones

OFTASONA-N está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a cualquier componente de la fórmula y en aquellos pacientes que anteriormente hayan presentado hipersensibilidad a cualquier antibiótico aminoglucósido, o hipersensibilidad a algún glucocorticoide. Contraindicado en caso de infecciones oculares fúngicas, víricas, lesiones tuberculosas o ulceras del ojo y la córnea. No se debe administrar este medicamento a pacientes con antecedentes personales o familiares de glaucoma. Este tipo de medicamentos generalmente están contraindicados después de la remoción de un cuerpo corneal extraño.

Reacciones Adversas

Se han descrito como reacciones adversas tras la administración de cortocosteroides, el aumento de la presión intraocular (tratamientos prolongados, 1 a 6 semanas), glaucoma, retraso en la cicatrización de heridas y la formación de cataratas. En raras ocasiones, tras la administración de corticosterides, se ha reportado ardor transitorio, irritación local, visión borrosa, fotofobia, molestias oculares o dolor, sensación de cuerpo extraño, hiperemia, prurito, costras en el margen palpebral, sensación pegajosa, sequedad ocular, edema, queratitis, lagrimeo. Midriasis y ptosis también se han producido. El uso prolongado puede causar opacificación del cristalino y queratinización superficial. En pacientes con úlceras en la córnea, el uso de esta combinación podría retardar la cicatrización y favorecer aparición de la superinfección.

Precauciones

El uso de neomicina puede dar lugar al crecimiento de microorganismos no susceptibles a neomicina, incluidos hongos. Si se produce superinfección durante la terapia con neomicina, debe interrumpirse la administración de este medicamento y debe iniciarse el tratamiento que corresponda a la infección. Se han reportado pacientes con queratitis producto del uso de contenedores multidosis de medicamentos oftálmicos tópicos. Estos contenedores habían sido contaminados inadvertidamente por los pacientes. Los pacientes deben ser informados de que con el fin de evitar contaminar el colirio o ungüento de OFTASONA N, se debe evitar que la punta del gotario o pomo entre en contacto con la superficie del ojo. Daños graves en el ojo y la subsiguiente pérdida de visión puede resultar del uso de soluciones oftálmicas contaminadas. Los corticosteroides tópicos pueden disminuir la resistencia o enmascarar los signos clínicos de infecciones bacterianas, fúngicas o víricas, o pueden suprimir las reacciones de hipersensibilidad a los antibióticos u otros ingredientes de la fórmula. La posibilidad de que los corticoides induzcan efectos adversos oculares, incluyendo aumento de la presión intraocular, glaucoma, retraso en la cicatrización de heridas y formación de cataratas, también debe ser considerada, al momento de prescribir este medicamento. Se debe sospechar de infección fúngica en pacientes con ulceración corneal persistente que han recibido o están recibiendo estos medicamentos, si se produce la infección por hongos el tratamiento con corticosteroides debe interrumpirse. Si la infección bacteriana no responde al tratamiento, el medicamento debe suspenderse, para posteriormente instaurar el tratamiento apropiado. Los pacientes deben ser advertidos de buscar consejo médico si se presenta alguna enfermedad ocular intercurrente (por ejemplo, trauma, cirugía ocular o infección). Embarazo y lactancia:Embarazo:Es preferible por precaución no administrar este medicamento durante el embarazo. Los datos disponibles son insuficientes para determinar los posibles efectos tóxicos sobre el feto. Lactancia:Es posible el tratamiento en mujeres que dan de mamar, siempre que el tratamiento dure 10 días. Si el tratamiento es más prolongado, no se recomienda su administración.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play