ABACTEN FORTE

3936 | Laboratorio ANDROMACO

Descripción

Principio Activo: Azitromicina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Cada 5ml de suspensión oral reconstituida contiene: azitromicina 400mg.

Presentación

Envase conteniendo polvo más solvente para preparar 20ml y 30ml y jeringa dosificadora.

Indicaciones

ABACTEN FORTE está indicado en infecciones causadas por microorganismos susceptibles: infecciones del tracto respiratorio inferior: bronquitis, exarcerbaciones de enfermedad pulmonar obstructiva, neumonía comunitaria sin criterios de gravedad, causadas por S. pneumoniae, H. catharralis, M. pneumoniaey C. pneumoniae.Infecciones del tracto respiratorio superior: otitis media, sinusitis, faringoamigdalitis, siendo en esta última indicación la penicilina el antimicrobiano de elección en caso de faringoamigdalitis estreptocócica, así como en la profilaxis de fiebre reumática. Infecciones de piel y tejidos blandos: causados por S. aureus, S. pyogeneso S. agalactiae.Enfermedades de transmisión sexual: uretritis no gonocócica y cervicitis debida a C. trachomatis.

Dosificación

Vía oral. ABACTEN FORTE se administra como dosis única al día 1-2 horas antes o después de las comidas, ya que al administrar con los alimentos disminuye su biodisponibilidad. En adultos y niños de 16 años y aquellos de más de 45kg de peso, la dosis es de 2 cápsulas de 500mg al día por 3 días. Como una alternativa la misma dosis total puede ser administrada durante 5 días: 2 cápsulas 500mg el primer día y luego 250mg diarios durante los días 2 a 5. Para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual provocada por microorganismos susceptibles se indica una dosis de 1g. En niños, de 15-25kg, administrar 200mg (5ml) al día por 3 días, de 25-35kg: 300mg (7,5ml) 1 vez al día por 3 días, de 35-45kg: 400mg (10ml) 1 vez al día por 3 días. Una alternativa en niños mayores de 3 años y de peso hasta 45kg, es administrar al tratamiento en 5 días con una dosis oral de 10mg/kg el primer día, seguida de 5mg/kg por 4 días consecutivos. No es aconsejable su uso en niños menores de 3 años en tanto no se tenga una casuística suficiente que garantice la seguridad de su uso. En pacientes con daño hepático es posible usar el mismo rango de dosis que en los pacientes con función hepática normal.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a macrólidos. Azitromicina no está indicada en pacientes con neumonías que no sean candidatos a terapia oral de gravedad, que requieran hospitalización, ancianos, bacteremia presunta o certificada, o neumonías nosocomiales.

Reacciones Adversas

De acuerdo con los estudios clínicos realizados con azitromicina en un gran número de pacientes, los efectos adversos más comunes fueron de tipo gastrointestinal y sobre el sistema nervioso periférico. Los efectos más frecuentes son diarrea, náuseas y dolor abdominal, cefalea y/o vértigos, todos ellos de carácter moderado o leve, y se revierten al discontinuar la terapia. Otros casos con menor frecuencia (menos del 1%) son: palpitaciones, dispepsias, ictericia colestática, vaginitis, somnoliencia, rash y fatiga.

Precauciones

Usar con precaución en pacientes con insuficiencia hepática. Los pacientes deben ser advertidos de no ingerir el producto con los alimentos. Debe administrarse el fármaco 1 hora antes o 2 horas después de las comidas. Uso en lactancia: se desconoce si la azitromicina se excreta en la leche materna. En estas condiciones, en la administración de la misma se debe tener precaución. Los pacientes que toman este medicamento deben informar a su médico en caso que tengan antecedentes de enfermedad cardiaca o en caso que experimenten molestias como palpitaciones, fatiga, ahogos u opresión torácica. Los pacientes que toman azitromicina no deben dejar de tomarla antes del fin de su tratamiento, sin antes consultar a su profesional de la salud.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play