MIXTARD 30 HM

3587 | Laboratorio NOVO NORDISK

Descripción

Presentación

MIXTARD® 30 HM: frasco de 10ml (100UI x ml = 1.000UI) para administración con jeringa. MIXTARD® 30 HM Penfill®: caja de 5 Penfill® de 3ml c/u (300UI x ml = 1.500UI) para administración con lápiz NovoPen® 3 y agujas NovoFine®. Tapa plástica:los viales de insulina y los Penfill® de MIXTARD® 30 HM son identificados con una tapa protectora de plástico de color café. Antes de extraer la insulina, se debe verificar el estado de los envases; si no es el adecuado, no usar.

Indicaciones

Diabetes mellitus insulino dependiente.

Dosificación

La dosis es determinada por el médico tratante y de acuerdo a las necesidades individuales de cada paciente. Cualquier variación en el control glicémico requerirá un ajuste en la dosis, la que debe ser hecha sólo por el médico. En pacientes bien controlados, no se prevén otros cambios que los ajustes rutinarios necesarios para la obtención de un control metabólico adecuado. No se debe cambiar la dosis o el tipo de insulina sin indicación médica. MIXTARD® 30 HM puede administrarse por vía subcutánea. MIXTARD® 30 HM Penfill® no debe ser rellenado.

Contraindicaciones

Hipoglicemia. Coma diabético.

Precauciones

En caso de hipoglicemia, cuadro clínico asociado a una administración excesiva de insulina, a la omisión de alguna comida o si se hace más ejercicio del normal. Los primeros síntomas de la hipoglucemia pueden aparecer de repente y pueden manifestarse como sudor frío, latidos rápidos, nerviosismo o temblores, náuseas y vómitos. Estos síntomas pueden ser controlados ingiriendo primero algún líquido azucarado y segundo, alimentos sólidos que contengan hidratos de carbono, después controlar glicemia. Todo diabético debe llevar siempre unos terrones de azúcar o caramelos a mano. Los familiares, compañeros de trabajo, de colegio o universidad del diabético deben saber cómo ayudar en caso de producirse un episodio hipoglicémico grave (con pérdida de conocimiento). Deben saber que no se debe dar comida o bebida por existir riesgo de asfixia; deben saber que es recomendable recostarlo de lado por si vomita y evitar golpes en caso de convulsiones y seguidamente buscar asistencia médica. La recuperación se puede acelerar mediante una inyección de glucagón (Glucagen® Hypokit®), que puede ser administrado por un familiar o amigo que haya sido instruido en su manejo. Después de unos 15 a 20 minutos, una vez que el paciente recupere el conocimiento y no presente náuseas ni vómitos se debe administrar una colación de carbohidratos de absorción lenta como pan o galletas, controlar glicemia e informar al médico. En caso de sobredosis de insulina, además de glucagón, el médico puede administrar glucosa por vía intravenosa. Consultar al médico si se presentan episodios hipoglicémicos repetidos o si uno de éstos deriva en pérdida de conocimiento, ya que puede ser necesario un cambio en la dosis de insulina. Si la hipoglucemia severa no se trata, ésta puede causar daño cerebral temporal o permanente y la muerte. Puede producirse cetoacidosis diabética, cuadro que se manifiesta cuando el nivel de azúcar en sangre es muy alto; esta situación es muy grave y puede producirse si se administra menos insulina de la necesaria. Ello puede ser causado por un mayor requerimiento de insulina durante una enfermedad, cuadro infeccioso, incumplimiento de la dieta, omisión de la dosis de insulina o la inyección de una dosis de insulina inferior a la prescrita por el médico. La cetoacidosis se detecta mediante el análisis de orina el cual evidencia cantidades altas de azúcar y cetonas. Los síntomas de sed, poliuria, pérdida del apetito, cansancio, sequedad de la piel y respiración agitada aparecen gradualmente, generalmente a lo largo de un período de varias horas o días. El paciente que presente estos síntomas, deberá consultar inmediatamente a su médico. De no tratarse estos síntomas pueden causar coma diabético y la muerte.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play