PEGASYS

2132 | Laboratorio ROCHE

Descripción

Acción Terapéutica: Antivirales

Composición

Principio activo: Peginterferón alfa-2a. Otros excipientes: Cloruro de sodio, alcohol bencílico, acetato de sodio (trihidrato), ácido acético glacial, polisorbato 80, solución de acetato de sodio 10%, agua para inyectables c.s.p. Forma farmacéutica: Pegasys se presenta en viales y jeringas precargadas estériles para inyección subcutánea: Pegasys en jeringas precargadas de 180 mcg: cada jeringa de un solo uso contiene 0,5 ml de solución con 180 mcg de peginterferón alfa-2a. Pegasys en jeringas precargadas de 135 mcg: cada jeringa de un solo uso contiene 0,5 ml de solución con 135 mcg de peginterferón alfa-2a. Pegasys en viales monodosis: cada vial contiene 1,0 ml de solución con 180 mcg de peginterferón alfa-2a. Pegasys en viales monodosis: cada vial contiene 1,0 ml de solución con 135 mcg de peginterferón alfa-2a. Vía de administración: Inyección subcutánea. Declaración de esterilidad / radiactividad: No procede.

Presentación

Viales monodosis de 135 mcg: envases con 1 y 4. Viales monodosis de 180 mcg: envases con 1 y 4. Jeringas precargadas d

Indicaciones

Hepatitis crónica B:Pegasys está indicado para el tratamiento de la hepatitis crónica B tanto HBeAg-positiva como HBeAg-negativa, en pacientes adultos sin cirrosis y pacientes cirróticos con hepatopatía compensada e indicios de replicación vírica ALT aumentada e inflamación hepática comprobada histológicamente y/o fibrosis. Hepatitis crónica C:Pegasys, solo o en combinación con Copegus (ribavirina), está indicado para el tratamiento de la hepatitis crónica C con VHC-ARN sérico del virus en pacientes sin cirrosis y pacientes cirróticos con hepatopatía compensada. La forma óptima de usar Pegasys en pacientes con hepatitis crónica C es en combinación con ribavirina. La combinación de Pegasys y Copegus está indicada en pacientes no pretratados y en los que no han respondido a tratamientos anteriores con interferón alfa (pegilado o no pegilado) sólo o en combinación con ribavirina. Entre los pacientes en los que está demostrada la eficacia los hay infectados por el VHC que presentan coinfección por el VIH en estado clínicamente estable.

Dosificación

Hepatitis crónica B: La dosis recomendada de Pegasys en la hepatitis crónica B tanto HBeAg-positiva como HBeAg-negativa es de 180 mcg una vez por semana, en administración subcutánea en el abdomen o un muslo. La duración recomendada del tratamiento es de 48 semanas. Hepatitis crónica C: La dosis recomendada de Pegasys, solo o en combinación con Copegus (ribavirina), es de 180 mcg una vez por semana, administrado por vía subcutánea en el abdomen o en el muslo. Copegus debe tomarse con alimentos. La duración recomendada de la monoterapia con Pegasys es de 48 semanas. La dosis diaria de Copegus en combinación con Pegasys y la duración de esta biterapia se ajustarán de acuerdo con el genotipo vírico del paciente (v. Tabla 1).


Coinfección por el VIH y el VHC: La dosis recomendada de Pegasys, solo o en combinación con 800 mg de Copegus (ribavirina), es de 180 mcg una vez por semana, administrada por vía subcutánea durante 48 semanas, con independencia del genotipo. No se ha estudiado la seguridad y eficacia del tratamiento combinado con Copegus en dosis superiores a 800 mg diarios o durante un período inferior a 48 semanas. Predecibilidad de la respuesta o ausencia de respuesta: Se ha observado que una respuesta virológica precoz en la semana 12, definida como una reducción de la carga vírica de 2 log o una concentración indetectable de ARN del virus de la hepatitis C (VHC), anticipa una respuesta sostenida (v. Tabla 2).


El valor pronóstico negativo de una respuesta sostenida en los pacientes tratados con Pegasys en monoterapia era del 98%. En los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC tratados con Pegasys en monoterapia o en combinación con Copegus se han observado valores pronóstico negativos similares (100% o 98%, respectivamente). En los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC que recibieron la biterapia se han registrado valores pronóstico positivos del 45% en el caso del genotipo 1 y del 70% con los genotipos 2 o 3. Predecibilidad de la respuesta o ausencia de respuesta en pacientes no respondedores anteriormente:En pacientes no respondedores tratados durante 48 ó 72 semanas, el mejor factor pronóstico de respuesta durante el tratamiento es la supresión vírica en la semana 12 (ARN del VHC no detectable definido como ARN del VHC < 50 UI/ml). El valor pronóstico negativo de la supresión vírica en la semana 12 es del 96% (363/380) y 96% (324/339), respectivamente, y el valor pronóstico positivo con 48 ó 72 semanas, del 35% (20/57) y 57% (57/100), respectivamente. Pautas posológicas especiales: Modificación de la dosis de Pegasys: Reacciones adversas generales: En presencia de reacciones adversas (clínicas o analíticas) de intensidad moderada o grave, en la mayor parte de los casos basta con reducir la dosis inicial a 135 mcg. En ocasiones, no obstante, puede ser necesario reducir la dosis a 90 mcg o 45 mcg. Una vez haya cedido el efecto secundario (v. Advertencias y Reacciones adversas), puede considerarse la posibilidad de volver a aumentar la dosis. Efectos hematológicos: Se recomienda reducir la dosis si la cifra absoluta de neutrófilos no alcanza los 750 neutrófilos/mm3. En los pacientes con cifras inferiores a 500/mm3, el tratamiento con Pegasys debe suspenderse hasta que las cifras de neutrófilos se recuperen por encima de los 1.000/mm3, momento éste en el que puede reiniciarse con 90 mcg de Pegasys. Deben realizarse recuentos periódicos de los neutrófilos. Si el recuento plaquetario es inferior a 50.000/mm3, es recomendable reducir la dosis a 90 mcg. Cuando la cifra de plaquetas cae por debajo de las 25.000/mm3, se recomienda suspender el tratamiento. Función hepática: En los pacientes con hepatitis crónica C son comunes las fluctuaciones de las pruebas funcionales hepáticas. Como con otros interferones alfa, también en los pacientes tratados con Pegasys se han descrito elevaciones de la ALT con respecto a los valores basales, incluso en los pacientes con respuesta virológica al tratamiento. En los pacientes con VHC, la dosis debe reducirse inicialmente a 135 mcg si se observan aumentos progresivos de la ALT con respecto a los valores iniciales. Si la concentración de ALT siguiera aumentando a pesar de haber reducido la dosis de Pegasys, o si se acompañara de un aumento de la bilirrubina o signos de descompensación hepática, debe suspenderse por completo el tratamiento (v. Advertencias). En los pacientes infectados por el virus de la hepatitis B (VHB), no son inusuales exacerbaciones transitorias de la ALT, en ocasiones más de 10 veces por encima del límite superior de la normalidad, las cuales pueden reflejar el aclaramiento vírico por el sistema inmunitario. Se considerará la conveniencia de proseguir el tratamiento controlando con más frecuencia la función hepática durante las exacerbaciones de la ALT. Si se reduce o suspende la administración de Pegasys, el tratamiento podrá restablecerse una vez que haya remitido la exacerbación (v. Advertencias). Modificación de la dosis de Copegus cuando se administre en biterapia: Para controlar la anemia asociada al tratamiento, se debe reducir la dosis de Copegus a 600 mg/día (200 mg por la mañana y 400 mg por la noche) si un paciente sin afectación cardiovascular importante experimenta una caída de la hemoglobina a valores situados entre < 10 g/dl y ? 8,5 g/dl, o si un paciente con cardiovasculopatía estable experimenta una caída de la hemoglobina de ? 2 g/dl en cualquier momento de 4 semanas de tratamiento. La administración de Copegus debe suspenderse en las circunstancias siguientes:Si se confirma un descenso de los valores de hemoglobina por debajo de 8,5 g/dl en un paciente sin afectación cardiovascular importante. Si un paciente con cardiovasculopatía estable mantiene unos valores de hemoglobina inferiores a 12 g/dl a pesar de haber recibido una dosis reducida durante 4 semanas. Tras la suspensión de Copegus a un paciente debido a una alteración analítica o una manifestación clínica, se debe intentar reiniciar el tratamiento con 600 mg/día de Copegus y, posteriormente, aumentar la dosis a 800 mg/día si el médico así lo estima. Sin embargo, no es aconsejable aumentar la dosis de Copegus hasta la dosis original (1.000 mg o 1.200 mg). En caso de intolerancia a Copegus, se debe continuar la administración de Pegasys en monoterapia. Para las pautas posólogicas en poblaciones especiales, v. Uso en pediatría, Uso en geriatría, Insuficiencia renal e Insuficiencia hepática.

Contraindicaciones

Pegasys está contraindicado en pacientes con antecedentes de alergia a los interferones alfa, a los productos derivados de E. coli, al polietilenglicol (macrogol) o a cualquier otro componente del producto. Pegasys está contraindicado en pacientes con hepatitis autoinmunitaria. Pegasys está contraindicado en pacientes con cirrosis descompensada. Pegasys está contraindicado en pacientes coinfectados por VIH y VHC que padezcan cirrosis y tengan un índice de Child-Pugh ? 6, salvo que se deba únicamente a hiperbilirrubinemia indirecta causada por fármacos como atazanavir e indinavir. Pegasys está contraindicado en lactantes y niños hasta 3 años de edad. La combinación de Pegasys/ribavirina no debe utilizarse durante el embarazo. Consúltese también la información aprobada sobre Copegus (ribavirina) para el prescriptor cuando Pegasys se utilice en combinación con ribavirina.

Reacciones Adversas

Con Pegasys y Pegasys/ribavirina cabe esperar las reacciones adversas observadas con otros interferones, utilizados solos en combinación con ribavirina. Ensayos clínicos: La frecuencia y la intensidad de las reacciones adversas notificadas con mayor frecuencia en los pacientes tratados con Pegasys o Pegasys/ribavirina son semejantes a las de los tratados con interferones alfa o interferones alfa con ribavirina, respectivamente. Las reacciones adversas más frecuentes con Pegasys y Pegasys/ribavirina fueron en su mayoría de intensidad leve o moderada, y controlables sin necesidad de modificar la dosis o suspender el tratamiento. Hepatitis crónica B: En los estudios clínicos de 48 semanas de tratamiento y 24 de seguimiento, el perfil de seguridad de Pegasys en la hepatitis crónica B fue similar al observado en la hepatitis crónica C. con excepción de pirexia, la frecuencia de acontecimientos adversos notificados fue notablemente menor en la infección por el VHB (v. Tabla 3). El 88% de los pacientes tratados con Pegasys experimentaron acontecimientos adversos, frente al 53% en el grupo de comparación de la lamivudina; de ellos el 6% de los que recibieron Pegasys y el 4% de los tratados con lamivudina sufrieron acontecimientos adversos graves durante el estudio. El 5% de los pacientes abandonaron el tratamiento con Pegasys a causa de acontecimientos adversos o alteraciones analíticas, mientras que menos del 1% abandonaron el tratamiento con lamivudina por razones de seguridad toxicológica. La tasa de retirada del estudio fue semejante para los pacientes cirróticos que para el conjunto de los pacientes estudiados en cada grupo de tratamiento. La adición de lamivudina no afectó al perfil de seguridad de Pegasys. Hepatitis crónica C: En los estudios clínicos, la tasa de retiradas del estudio por reacciones adversas clínicas o analíticas fue del 9% para Pegasys en monoterapia y del 13% para la combinación de Pegasys con Copegus (ribavirina), administrado en dosis de 1.000/1.200 mg durante 48 semanas. Sólo en el 1% y el 3% de pacientes, respectivamente, hubo que suspender el tratamiento de Pegasys o Pegasys/ribavirina por alteraciones analíticas. La tasa de retirada del estudio entre los pacientes cirróticos fue similar a la del conjunto de los pacientes estudiados. Comparado con un tratamiento de 1.000/1.200 mg de Pegasys y Copegus (ribavirina) durante 48 semanas, al reducir a 24 semanas la exposición al tratamiento y la dosis diaria de Copegus (ribavirina) a 800 mg, se consiguió reducir la tasa de reacciones adversas graves (11% y 3%, respectivamente), de retiradas del estudio prematuras por motivos de seguridad toxicológica (13% y 5%, respectivamente) y de modificaciones en las dosis de Copegus (ribavirina) (39% y 19%, respectivamente). Pacientes con hepatitis crónica C no respondedores anteriormente:En un estudio clínico que comprendía tratamientos de 72 y 48 semanas de pacientes no respondedores anteriormente a la combinación de interferón alfa-2b pegilado y ribavirina, la frecuencia de abandonos del tratamiento a causa de acontecimientos adversos o alteraciones de laboratorio fue del 12% y el 13%, respectivamente, con Pegasys y con Copegus en los grupos de 72 semanas. En cambio, en los grupos de 4 semanas de tratamiento, las tasas de abandono del tratamiento del 6% con Pegasys y del 7% con Copegus. De igual modo, las tasas de abandono del tratamiento con Pegasys y con Copegus en los pacientes con cirrosis fue mayor en los grupos de 72 semanas (13% y 15%) que en los 48 semanas (6% y 6%). Se excluyó de participar en este estudio a los pacientes que habían abandonado el tratamiento anterior a causa de toxicidad hematológica. En otro estudio clínico se incluyó y trató durante 48 semanas a pacientes con fibrosis o cirrosis avanzada (puntuación deI shak: 3 a 6) que no habían respondido anteriormente al tratamiento y que presentaban recuentos plaquetarios basales de tan sólo 50.000/mm3. Dada la alta prevalencia de cirrosis/fibrosis avanzada y el bajo recuento plaquetario basal entre los pacientes de este estudio, la frecuencia de alteraciones hematológicas de laboratorio en las 20 primeras semanas del estudio fue la siguiente: hemoglobina < 10g/dl, 26,3%; neutrófilos < 750/mm3, 30%, y plaquetas < 50000/mm3, 13% (v. Advertencias). Coinfección por el VIH y el VHC: En los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC, los acontecimientos clínicos adversos notificados con Pegasys, solo o en combinación con Copegus, fueron similares a los observados en pacientes monoinfectados por el VHC. Existen pocos datos sobre seguridad (n=51) en pacientes coinfectados con cifras de linfocitos CD4+ < 200/ml. En el estudio NR15961, la incidencia de abandono del tratamiento por acontecimientos adversos, valores analíticos anómalos o acontecimientos definidores de sida fue del 16% en el grupo tratado con Pegasys en monoterapia y del 15% en el tratado con Pegasys y Copegus (800 mg) en biterapia, durante 48 semanas. El 4% de los pacientes tratados con Pegasys y el 3% de los tratados con Pegasys y Copegus tuvieron que suspender el tratamiento por alteraciones analíticas. En el grupo con biterapia, se modificó la dosis de Pegasys en un 39% y la de Copegus en un 37% de los pacientes coinfectados. Se notificaron acontecimientos adversos graves en un 21% de los pacientes con Pegasys en monoterapia y en un 17% de los que recibieron Pegasys y Copegus en biterapia. La administración de Pegasys se asoció con un descenso del recuento absoluto de células CD4+ durante el tratamiento, pero sin una disminución del porcentaje de estos linfocitos. Las cifras de linfocitos CD4+ volvieron a los valores basales durante el período de seguimiento del estudio. Pegasys no parece tener un efecto negativo sobre el control de las cifras de VIH durante el tratamiento o el período de seguimiento. La Tabla 3 recoge las reacciones adversas observadas en >10% de los pacientes tratados con Pegasys, Pegasys + ribavirina o interferón alfa-2b + ribavirina en diversas indicaciones.


Las reacciones adversas notificadas en ? 1% - < 10% de los pacientes infectados por el VHB, el VHC o coinfectados por el VIH y el VHC que recibieron Pegasys y Copegus en biterapia o Pegasys en monoterapia fueron las siguientes: Infecciones e infestaciones: herpes simple, infección urinaria, bronquitis, candidiasis oral. Sistemas hemático y linfático: linfadenopatía, anemia, trombocitopenia. Efectos endócrinos: hipotiroidismo, hipertiroidismo. Efectos neuropsiquiátricos: alteraciones de la memoria, alteraciones del gusto, parestesia, hipoestesia, temblor, astenia, trastornos emocionales, alteración del estado de ánimo, nerviosismo, agresividad, disminución de la libido, migraña, somnolencia, hiperestesia, pesadillas, síncope. Trastornos oculares: visión borrosa, xeroftalmía, inflamación ocular, dolor ocular. Trastornos auditivos y laberínticos: vértigo, otalgia. Trastornos cardiovasculares: palpitaciones, edema periférico, taquicardia. Trastornos vasculares: rubefacción. Trastornos respiratorios: garganta áspera, rinitis, nasofaringitis, congestión sinusal, disnea de esfuerzo, epistaxis. Trastornos digestivos: vómitos, dispepsia, flatulencia, xerostomía, úlceras bucales, hemorragia gingival, estomatitis, disfagia, glositis. Trastornos cutáneos y subcutáneos: trastornos cutáneos, exantema, eccema, psoriasis, urticaria, reacción de fotosensibilidad, aumento de la sudoración, sudores nocturnos. Trastornos del aparato locomotor: dolor óseo, dolor de espalda, dolor cervical, calambres musculares, debilidad muscular, dolor musculoesquelético, artritis. Trastornos del sistema reproductor y de la mama: impotencia. Trastornos generales y reacciones a la administración: síndrome pseudogripal, malestar general, letargo, sofocos, dolor torácico, sed. Otras reacciones adversas notificadas en ? 1% - ? 2% de los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC tratados con Pegasys y Copegus en biterapia fueron: hiperlactacidemia/lactoacidosis, gripe, neumonía, labilidad afectiva, apatía, tinnitus, dolor faringolaríngeo, queilitis, lipodistrofia adquirida y cromaturia. Igual que sucede con otros interferones alfa, también en los pacientes tratados con Pegasys, solo o en combinación con ribavirina, durante los estudios clínicos se han descrito casos aislados de los siguientes efectos adversos graves: infección respiratoria baja, infección cutánea, otitis externa, endocarditis, suicidio, sobredosis medicamentosa, disfunción hepática, esteatosis hepática, colangitis, neoplasia hepática maligna, úlcera péptica, hemorragia gastrointestinal, pancreatitis, arritmia, fibrilación auricular, pericarditis, fenómenos autoinmunitarios (p. ej.: púrpura trombopénica idiopática, tiroiditis, psoriasis, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico), miositis, neuropatía periférica, sarcoidosis, neumonitis intersticial con desenlace fatal, embolia pulmonar, úlcera corneal, coma, hemorragia cerebral, PTT, trastorno psicótico y alucinación. En muy raras ocasiones, la administración de interferones alfa, Pegasys inclusive, en monoterapia o en combinación con ribavirina puede acompañarse de pancitopenia, incluida anemia aplásica. En escasas ocasiones, los interferones alfa -incluido Pegasys- utilizados en combinación con Copegus han sido asociados a pancitopenia, y muy escasas veces se ha notificado anemia aplásica. Alteraciones analíticas: Por lo que respecta al tratamiento en biterapia de los pacientes con VHC, véanse los efectos de la ribavirina sobre los valores analíticos en la información para el prescriptor aprobada sobre la ribavirina. Hematología: Igual que sucede con otros interferones, el tratamiento con Pegasys o con ribavirina, se ha asociado a un descenso de los valores hematológicos, que suelen mejorar tras reducir la dosis y regresan a los valores previos al tratamiento en un plazo de 4 a 8 semanas tras suspender el tratamiento (v. Dosificación y Advertencias). A pesar de que entre los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC las reacciones adversas hematológicas (neutrocitopenia, trombocitopenia y anemia) fueron más frecuentes, la mayoría de éstas pudieron corregirse mediante la modificación de la dosis y el uso de factores de crecimiento; en pocas ocasiones fue necesaria la suspensión del tratamiento. Hemoglobina y hematócrito: Aunque el tratamiento con Pegasys en monoterapia se ha asociado a un ligero descenso gradual de la hemoglobina y el hematocrito, en menos del 1% de todos los pacientes, incluidos los cirróticos, fue necesario reducir la dosis debido a anemia. De los pacientes tratados con dosis de 1.000/1.200 mg de Pegasys/ribavirina en biterapia durante 48 semanas, fue necesario reducir la dosis debido a anemia en un 10%, aproximadamente. De los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC, se notificó anemia (hemoglobina < 10 g/dl) en el 7% de los tratados con Pegasys en monoterapia y en el 14% de los que recibieron la combinación de Pegasys y Copegus. Leucocitos: El tratamiento con Pegasys se ha asociado a un descenso de los valores tanto del recuento leucocitario total como del recuento absoluto de neutrófilos. En aproximadamente el 4% de los pacientes con VHB o VHC que recibieron Pegasys y el 5% de los infectados por VHC y tratados con Pegasys/ribavirina se registraron descensos transitorios del recuento absoluto de neutrófilos por debajo de 500/mm3 en algún momento del tratamiento. Entre los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC, el 13% de los que recibieron Pegasys en monoterapia y el 11% de los que recibieron la biterapia presentaron descensos del recuento absoluto de neutrófilos por debajo de 500/mm3. Trombocitos: El tratamiento con Pegasys se ha asociado a disminución de las cifras de trombocitos (plaquetas). En los estudios clínicos, aproximadamente el 5% de los pacientes presentaron reducciones de la cifra de trombocitos por debajo de 50.000/mm3; en su mayor parte se trataba de pacientes con cirrosis que entraron en el estudio con cifras basales de tan sólo 75.000 trombocitos/mm3. En los estudios clínicos de la hepatitis B, el 13% de los pacientes experimentaron descensos de la cifra de plaquetas por debajo de 50.000/mm3, los cuales casi siempre fueron pacientes con un recuento plaquetario basal bajo al entrar en el estudio. Entre los pacientes coinfectados por el VIH y el VHC, el 10% de los que recibieron Pegasys en monoterapia y el 8% de los que recibieron la biterapia presentaron descensos de la cifra de plaquetas por debajo de 50.000/mm3. Función tiroidea: El tratamiento con Pegasys se ha asociado a alteraciones clínicamente significativas de las pruebas funcionales tiroideas que exigen intervención médica (v. Advertencias). La frecuencia de alteraciones tiroideas observadas con Pegasys es semejante a la descrita con otros interferones. Triglicéridos: Las cifras de triglicéridos se elevan en los pacientes tratados con interferón alfa, Pegasys incluido. Anticuerpos antiinterferónicos: De los pacientes con VHC tratados en régimen monoterápico con Pegasys, con o sin Copegus (ribavirina), un 3% (25/835) presentó un título bajo de anticuerpos neutralizantes frente al interferón. Se desconoce la relevancia clínica y patológica de la aparición de anticuerpos neutralizantes en el suero. No se observó ninguna relación directa aparente entre la generación de anticuerpos y la respuesta clínica o las reacciones adversas. Poscomercialización: Tras la comercialización, con la biterapia de Pegasys y ribavirina se han notificado en casos muy aislados eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, aplasia eritrocitaria pura (PRCA) e ideas suicidas. Raros casos de deshidratación se han reportado en terapia de combinación de Pegasys y ribavirina. Como con otros interferones alfa, con la combinación de Pegasys y Copegus se ha descrito desprendimiento seroso de la retina. Como con otros interferones alfa, con Pegasys solo o en asociación con Copegus se han descrito casos de rechazo de injerto hepático y renal.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play