BI-EUGLUCON-M

4775 | Laboratorio ROCHE

Descripción

Principio Activo: Glibenclamida,Metformina,
Acción Terapéutica: Hipoglucemiantes orales e inyectables

Composición

Bi-Euglucón es una combinación de 2 antidiabéticos orales glibenclamida y clorhidrato de metformina, en las siguientes concentraciones por comprimido: glibenclamida 2,5 mg / metformina 500 mg; glibenclamida 5 mg / metformina 500 mg. La glibenclamida es un antibiótico oral del grupo de las sulfonilureas, de nombre químico 1-[[p- (2-(5 - chloro - o - anisamino) phenyl]sulfony] 3 -cyclohexylurea; fórmula molecular C23H28CIN3O5S y peso molecular de 494.01. La metformina es un antidiabético oral del grupo de las Biguanidas. Nombre químico (N, N-dymethylimidodicarbonimidic diamide monohydrochloride), no relacionada con las sulfonilureas, ni las tiazolidinedionas o con los inhibidores de la a-glucosidasa. Su fórmula molecular es C4H12CIN5y su peso molecular es 165.63.

Presentación

Bi-Euglucón comprimidos de 2.5 mg / 500 mg, envases con 30 comprimidos. Bi-Euglucón comprimidos de 5 mg / 500 mg, envases con 30 comprimidos.

Indicaciones

Indicado como terapia de segunda línea y cuando la dieta, el ejercicio y el tratamiento inicial con una sulfonilurea o metformina no permiten alcanzar un control glicémico adecuado en pacientes con diabetes tipo 2.

Dosificación

La posología de Bi-Euglucón M debe individualizarse sobre la base de eficacia y tolerabilidad sin exceder la dosis diaria máxima de 20 mg de glibenclamida y 2000 mg de metformina. Bi-Euglucón se administra con las comidas y en la dosis inicial más baja con incrementos graduales a fin de evitar fenómenos de hipoglicemia (de la glibenclamida) y reducir los efectos adversos digestivos (de la metformina) y permitir una determinación de la mínima dosis eficaz adecuada para controlar la glicemia en el paciente individual. Durante el período de ajuste posológico, debe monitorearse la glicemia para determinar la respuesta terapéutica e identificar la mínima dosis eficaz para el paciente. A partir de entonces, debe medirse la HbA1c intervalos de 3 meses para evaluar la eficacia de la terapia. El objetivo terapéutico es disminuir y mantener la glicemia basal en ayunas (FPG), la glicemia postprandial (PPG) y la HbA1c niveles normales o lo más cercano a lo normal, como sea posible. Bi-Euglucón M como terapia de segunda línea:Posología: La dosis inicial recomendada es 2.5 mg / 500 mg ó 5 mg / 500 mg, 2 veces al día con las comidas. Está indicada en pacientes que no han logrado control glicémico con dieta, ejercicio y monoterapia con glibenclamida (u otra sulfonilurea) o metformina. La dosis de inicio de Bi-Euglucón es 2.5 mg / 500 mg ó 5 mg / 500 mg, 2 veces al día con las comidas. A objeto de evitar fenómenos de hipoglicemia, la dosis inicial de Bi- Euglucón no debe exceder la dosis diaria de glibenclamida o metformina usada hasta entonces. La dosis diaria debe titularse en incrementos no mayores de 5 mg / 500 mg hasta alcanzar la dosis mínima eficaz para un adecuado control glicémico o llegar a un máximo de dosis de 20 mg / 2000 mg al día. Para pacientes tratados previamente con una terapia combinada de glibenclamida u otra sulfonilurea y metformina, el cambio a Bi- Euglucón debe hacerse con una dosis inicial que no exceda en glibenclamida y metformina la ingerida previamente. Tras este cambio terapéutico, los pacientes deben ser monitoreados estrechamente por eventuales síntomas de hipoglicemia; la dosis de Bi- Euglucón debe titularse como se describió anteriormente para alcanzar un control glicémico adecuado. Posología en Pacientes Especiales: Bi-Euglucón no está recomendado para usarlo en el embarazo o en pacientes pediátricos. En pacientes de edad avanzada, la dosis inicial y de mantención de Bi-Euglucón debe ser conservadora por la potencial disminución de la función renal de este grupo de pacientes. En ellos, los ajustes posológicos requieren una cuidadosa evaluación de la función renal. En general, los ancianos, los pacientes debilitados y malnutridos no deben recibir la dosis máxima de Bi-Euglucón. El monitoreo de la función renal es también necesario para ayudar a la prevención de acidosis láctica asociada a metformina, especialmente en el anciano.

Contraindicaciones

Las siguientes condiciones contraindican el uso de Bi-Euglucón:1) Enfermedad renal con insuficiencia renal (ej. Niveles de creatinina plasmática ? 1.5 mg/100 ml en hombres y ? 1.4 mg/100 ml en mujeres; alteraciones que también pueden observase en colapso cardiovascular (shock), infarto agudo del miocardio y septicemia (ver Advertencias y Precauciones). 2) Insuficiencia cardíaca congestiva en tratamiento farmacológico. 3) Hipersensibilidad conocida a metformina o glibenclamida. 4) Acidosis metabólica agua o crónica, incluida la cetoacidosis diabética con o sin coma. La cetoacidosis diabética debe tratarse con insulina. Debe discontinuarse temporalmente el tratamiento en pacientes que requieran medios de contraste yodados de administración intravenosa en la medida que estos productos pueden producir una alteración aguda de la función renal.

Reacciones Adversas

Bi-Euglucón: Los eventos adversos más frecuentes observados con Bi-Euglucón son:diarrea, cefalea, náuseas/vómito, dolor abdominal y mareos. Su frecuencia comparativa con placebo, glibenclamida y metformina se muestra en la siguiente tabla:


Según estas cifras los eventos adversos de Bi-Euglucón superiores al placebo son únicamente los trastornos digestivos. En los estudios clínicos menos del 2% de los pacientes discontinuaron el tratamiento con Bi-Euglucón por causa de efectos adversos gastrointestinales. No se registraron episodios hipoglicémicos en los estudios clínicos con Bi-Euglucón que necesitaran intervención médica o terapia específica; los pocos eventos observados fueron manejados por los propios pacientes. No obstante, se reportaron síntomas de hipoglicemia del tipo de mareos, sudoración, sensación de hambre y agitación en pacientes tratados con la formulación con más alto contenido de glibenclamida y metformina (2.5 mg/500 mg); así como en los pacientes con hemoglobina glicolisada inferior a 7%. En los pacientes con HbA1c entre 7 y 8%; estos síntomas fueron menores y en los pacientes con HbA1c mayor del 8% el número de síntomas hipoglicémicos fue semejante al placebo y a los producidos por metformina sola. En los pacientes tratados con Bi-Euglucón (2.5 mg/500 mg) y con niveles de hemoglobina HbA1c entre 8 y 11%, la frecuencia de síntomas hipoglicémicos fue de 30 - 35%. Un 6.8% de pacientes tratados con Bi-Euglucón, como terapia de segunda línea, experimentaron síntomas de hipoglicemia (Ver Precauciones).

Precauciones

Hipoglicemia: El empleo de Bi-Euglucón puede llevar a hipoglicemia o síntomas hipoglicémicos. En su prevención son importantes la selección del paciente, la posología adecuada y las instrucciones al paciente. El riesgo de hipoglicemia aumenta con la ingestión calórica deficiente, ejercicio físico excesivo no compensado con suplementos calóricos, o por el uso de otros hipoglicemiantes o alcohol. La insuficiencia renal o hepática puede aumentar los niveles de glibenclamida y metformina; la insuficiencia hepática puede disminuir la actividad gluconeogénica, factores todos que aumentan el riesgo de reacciones hipoglicémicas. Pacientes ancianos debilitados o pacientes desnutridos y alcohólicos crónicos son especialmente susceptibles a efectos hipoglicémicos. Metformina: Monitoreo de la función renal:se sabe que la metformina se excreta principalmente por los riñones; el riesgo de acumulación y de acidosis láctica aumenta con el grado de menoscabo de la función renal. Así, los pacientes con niveles de creatinina plasmática superiores al límite normal alto para la edad, no deberían recibir Bi-Euglucón. En pacientes con edad avanzada, el medicamento debe también ser cuidadosamente titulado para establecer la mínima dosis que produzca un efecto glicémico óptimo. En pacientes ancianos, especialmente mayores de 80 años, debe monitorearse la función renal y la administración de Bi-Euglucón no debe alcanza las dosis máximas. Antes de iniciar una terapia con Bi-Euglucón y al menos 1 vez al año, debe evaluarse la función renal. Debe evitarse el uso de medicación concomitante que pueda afectar la función renal o la excreción de metformina como ocurre con los fármacos catiónicos que son eliminados por secreción tubular. Debe suspenderse temporalmente Bi-Euglucón si se practican estudios radiológicos con medios de contraste yodado de uso i.v. (Ej. Pielografía i.v., colangiografía i.v., angiografía, tomografía computada), por el riesgo de inducir acidosis láctica. Estados de Hipoxia:el colapso cardiovascular (shock) de cualquier causa, la insuficiencia cardíaca congestiva aguda, el infarto del miocardio agudo y otras condiciones caracterizadas por hipoxemia han sido asociadas con acidosis láctica y pueden también causar una uremia prerrenal. Si estos eventos ocurren en pacientes en terapia con Bi-Euglucón, el fármaco debe discontinuarse prontamente. Procedimientos Quirúrgicos:debe suspenderse temporalmente el tratamiento con Bi-Euglucon en procedimientos quirúrgicos mayores para reiniciarlos una vez que el paciente sea capaz de volver a la alimentación. Ingesta de alcohol:se sabe que el alcohol potencia los efectos de la metformina sobre el metabolismo del lactato. Se recomienda estrictamente evitar el uso excesivo de alcohol, agudo o crónico, durante el tratamiento con Bi-Euglucón por el efecto inhibidor del alcohol, en la capacidad gluconeogénica del hígado, la que puede aumentar también el riesgo de hipoglicemia. Función Hepática Disminuida:ya que la función hepática ha sido asociada con algunos casos de acidosis láctica, debe evitarse el uso de Bi-Euglucón en pacientes con evidencia clínica o de laboratorio de enfermedad hepática. Carcinogénesis, Mutagénesis y Reducción de la fertilidad: Estudios en animales, dosis de glibenclamida, 145 veces superior a la máxima dosis humana, y de metformina 4 veces superior a la máxima recomendada en humanos no produjeron efectos carcinogénicos tras 2 años de tratamiento. Embarazo: Efectos Teratogénicos: Categoría B. La hiperglicemia durante el embarazo se asocia con alta incidencia de anormalidades congénitas. Los expertos recomiendan usar insulina en la diabetes de la embarazada. La Glibenclamida en dosis hasta 500 veces la humana y metformina en dosis de 2 a 6 veces el máximo de la dosis diaria recomendada en humanos no produjeron evidencia de infertilidad o daño fetal ni efectos teratogénicos en ratas y conejos. La metformina atraviesa parcialmente la barrera placentaria. La administración de Bi-Euglucón en animales preñados no mostró efecto teratogénico, sin embargo, estos resultados no se pueden extrapolar al ser humano. No hay estudios controlados con Bi-Euglucón o con sus componentes, en embarazadas. En consecuencia, Bi-Euglucón no debe administrarse en la embarazada a menos que el médico juzgue que los beneficios terapéuticos sean superiores a los riesgos de efectos teratogénicos eventuales. Se ha observado hipoglicemia prolongada y severa en recién nacidos de madres en tratatamiento con sulfonilureas. Por ello no se recomienda el uso de Bi-Euglucón durante el embarazo. De ser utilizado; debe discontinuársele al menos 2 semanas previas al momento del parto. Lactancia: Se desconoce si la glibenclamida se excreta en la leche humana aún cuando se sabe que algunas sulfonilureas se excretan por este medio. La metformina, es excretada en la lecha de ratas donde alcanza niveles comparables a los del plasma. Estos estudios no se han hecho en mujeres, en consecuencia, por el riesgo potencial de hipoglicemia en el lactante, debe decidirse ya sea discontinuar la lactancia o discontinuar la administración de Bi- Euglucón según la importancia que tenga el tratamiento para la madre. De discontinuar el Bi-Euglucón y si la dieta sola es inadecuada para el control glicémico, debe instituirse terapia con insulina. Uso Pediátrico: La eficacia y la seguridad de Bi-Euglucón M en pacientes pediátricos no ha sido establecida. Uso Geriátrico: En estudios en pacientes geriátricos mayores de 65 y 75 años no se han observado diferencias de eficacia y/o seguridad respecto de los adultos jóvenes. No se descarta que algunos pacientes ancianos tengan mayor sensibilidad al Bi-Euglucón. Ya que la metformina se excreta esencialmente por el riñón y sus efectos adversos severos son mayores en pacientes con función renal disminuida, Bi-Euglucón debería usarse solamente en pacientes con función renal normal (Ver Contraindicaciones y Advertencias). Debido a la disminución de la función renal en los ancianos, Bi-Euglucón debe usarse con cautela en estos pacientes, seleccionando la posología y realizando monitoreo regular de la función renal. Los ancianos no deberían ser tratados con la dosis máxima de Bi- Euglucón (Ver Dosificación).

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play