CALCIMAX MAGNESIO

3123 | Laboratorio HOSPIFARMA

Descripción

Composición

Cada comprimido contiene: Calcio 500 mg, Magnesio (como óxido de Magnesio) 80,00 mg, Vitamina D3(colecalciferol) 250 UI, Vitamina B6(como clorhidrato de piridoxina) 10 mg, cinc (como óxido de cinc) 10 mg, Cobre (como gluconato de cobre) 1 mg, Manganeso (como gluconato de manganeso) 1 mg, Boro (como borato de sodio) 1 mg.

Presentación

Envases con 30 comprimidos.

Indicaciones

Suplemento nutricional para individuos con un aporte insuficiente y/o carencia de las vitaminas y minerales presentes en la formulación.

Dosificación

CALCIMAX® MAGNESIO debe ser indicado en dosis de 1 a 2 comprimidos diarios según prescripción médica. La dosis diaria puede ser fraccionada en 1 ó 2 tomas, según se indique. Ingerir los comprimidos disueltos en un vaso de agua, jugos o leche previa agitación.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a alguno de los componentes. Embarazo, Lactancia. Hipercalcemia primaria o secundaria. Hipercalciuria o litiasis renal cálcica. Hipervitaminosis D. Hipersensibilidad al efecto de la vitamina D. Osteodistrofia renal. Hiperfosfatemia. Sarcoidosis. Deshidratación o trastornos hidroelectrolíticos. Diarrea o malaabsorción intestinal crónicas. Osteodistrofia renal hiperfosfatémica. En inmovilización prolongada con hipercalcemia y/o hipercalciuria, el tratamiento con citrato de calcio sólo debe ser indicado cuando se reinicie la movilización.

Reacciones Adversas

Las sales de calcio producen intolerancia gastrointestinal y/o estreñimiento. Con otras medicaciones que aportan carbonato de calcio suele producirse un excesivo meteorismo. Este efecto colateral no es relevante con CALCIMAX® MAGNESIO, que carece de carbonato en su fórmula. Con las formulaciones orales de suplementos de calcio, a las dosis recomendadas, raramente se ha descripto hipercalcemia. Sin embargo, el tratamiento prolongado con sobredosis de suplementos cálcicos, de 2000 a 2500 mg diarios de calcio elemental, puede favorecer la aparición de síndromes hipercalcémicos. Asimismo, los efectos adversos de la vitamina D están asociados con la hipercalcemia. Los síntomas tempranos de hipercalcemia son: constipación marcada o diarrea, sequedad de boca, cefalea, sed, polaquiuria, poliuria, irritabilidad, pérdida del apetito, gusto metálico, depresión mental, fatiga, debilidad, náuseas y vómitos (más frecuentes en niños y adolescentes). Los síntomas tardíos de hipercalcemia son: dolor óseo, orina turbia, hipertensión arterial, hipersensibilidad ocular o cutánea a la luz (especialmente en pacientes en hemodiálisis), confusión, somnolencia, psicosis, prurito generalizado, arritmias cardíacas, bradicardia o taquicardia, náuseas, vómitos, poliuria, polaquiuria, pancreatitis, pérdida de peso. En la hipercalcemia severa se puede observar acortamiento del intervalo QT en el electrocardiograma. El óxido de magnesio puede producir una reacción alérgica como disnea, hinchazón de labios, lengua, párpados o de la cara. Estas mismas reacciones pueden atribuirse a la vitamina B6 o al cinc. Además la vitamina B6 se asocia con alteraciones de coordinación muscular, entumecimientos en pies y labios, y cansancio. Efectos adversos relacionados al manganeso: colestasis. Efectos adversos relacionados al cobre: hemólisis, hepatotoxicidad, nefrotoxicidad, enfermedad de Wilson. Efectos adversos relacionados al cinc: dolor abdominal, dispepsia, náuseas, diarrea, vómitos, gastritis, anemia sideroblástica, neutropenia, déficit de cobre.

Precauciones

Previamente a la administración de compuestos con sales de calcio y vitamina D debe considerarse la relación riesgo/beneficio en pacientes con trastornos de la función renal, cardíaca, aterosclerosis, sarcoidosis, antecedentes de litiasis renal, y/o hipersensibilidad a la vitamina D. La administración concomitante de suplementos cálcicos con vitamina D incrementan la absorción intestinal de calcio por lo que, en tratamientos prolongados con esta combinación es conveniente controlar la calcemia periódicamente. Pacientes en rehabilitación física. CALCIMAX® MAGNESIO no previene lesiones músculo-esqueléticas producidas por ejercicios activos en un paciente debilitado. El tratamiento de las mismas debe hacerse mediante los cuidados médicos correspondientes. Embarazo y lactancia. Este producto no está indicado en el embarazo y la lactancia. Se han observado en animales luego de la administración de sobredosis de vitamina D ciertos efectos teratogénicos. En mujeres embarazadas deberá evitarse la sobredosificación de vitamina D dado que una hipercalcemia permanente puede provocar en el niño retardo mental y físico, estenosis aórtica supravalvular o una retinopatía. La vitamina D y sus metabolitos pasan a la leche materna. Pacientes con epilepsia u otras condiciones ictafines. Algunos componentes de CALCIMAX® MAGNESIO pueden afectar los tratamientos específicos (ver Interacciones) por lo que la dosis debe ser ajustada y controlada, o el producto no administrado a criterio del médico. Pacientes con insuficiencia cardiaca. Algunos componentes de CALCIMAX® MAGNESIO pueden afectar tratamientos específicos (ver Interacción con otras drogas) por lo que la dosis debe ser ajustada y controlada, o el producto no administrado a criterio del médico. Pacientes con trastornos electrolíticos. Los trastornos eventuales deben ser corregidos antes de administrar CALCIMAX® MAGNESIO. Pacientes con insuficiencia renal crónica. En pacientes con insuficiencia renal crónica o susceptibles que reciben preparaciones conteniendo magnesio, la administración concomitante de sales de calcio con vitamina D puede incrementar las concentraciones séricas de magnesio y conducir a hipercalcemia o hipermagnesemia. Uso en pediatría. CALCIMAX® MAGNESIO no está indicado en menores de 18 años de edad. Pacientes con enfermedades concomitantes. Se sugiere administrar con cautela a pacientes con enfermedad colestática. Los suplementos de magnesio deben ingerirse con las comidas debido a que, de no ser así, puede llegar a provocar episodios de diarrea.

Farmacocinética

Administrado en ayunas y de acuerdo a la situación del paciente en cuanto al metabolismo cálcico, el calcio elemental del citrato de calcio se absorberá entre un 22 y un 45% más que la misma dosis de carbonato de calcio. El citrato de calcio se absorbe aún en aclorhidria o hipoclorhidrias, típicas de la mujer en menopausia. La fracción no absorbida se elimina por heces. La eliminación renal está regulada por los niveles de calcio en sangre y por la consiguiente secreción de hormona paratiroidea, por la disponibilidad de la vitamina D y por la activación metabólica de ésta, con las consiguientes modificaciones de 25-OHVitamina D y 1,25-2OH-Vitamina D circulantes. Con respecto al magnesio, aproximadamente el 35 al 45% del mismo, es absorbido en el yeyuno e íleon. La absorción del magnesio es interferida por dietas con alto componente graso o los síndromes de malaabsorción. El magnesio se acumula en hueso, músculo-esquelético, riñón, hígado y corazón; pequeñas cantidades se encuentran en el líquido extracelular y en los eritrocitos. El tiempo a la concentración pico es de aproximadamente 4 horas y su duración de acción de 4 a 6 horas. Su eliminación es renal y fecal. El zinc se encuentra altamente distribuido en los alimentos. La digestión hace que el zinc se una a constituyentes endógenos y exógenos en la luz intestinal (péptidos, aminoádicos, ácidos orgánicos y aniones inorgánicos). La mayoría del zinc se absorbe en el intestino delgado a través de procesos transcelulares. Su cinética de absorción parece ser saturable y existe un incremento en la velocidad de transporte cuando existe depleción de zinc. El zinc se une a las proteínas, especialmente a la albúmina. Su excreción es intestinal. El cobre se absorbe en el intestino delgado, aunque puede también absorberse en el estómago, donde el medio ácido promueve su solubilidad. Han sido descriptos mecanismos saturables y no saturables de absorción. Se une a la albúmina. Se excreta por vía intestinal. El manganeso de la dieta es absorbido en un bajo porcentaje. Es almacenado en el hígado y transportado a tejidos extrahepáticos por la transferrina, la alfa-2 macroglobulina y la albúmina. Se excreta por las heces. El boro es rápidamente excretado por orina, sin importar la vía de administración. La vida media de eliminación es de 21 horas y no se acumula en tejidos blandos.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play