ALBUMINA HUMANA AL 5% - GRIFOLS

4766 | Laboratorio GRIFOLS-CHILE

Descripción

Principio Activo: Albúmina humana,
Acción Terapéutica: Expansores plasmáticos

Composición

Cada ml contiene: principio activo: albúmina humana (venosa) 0,050g. Excipientes: cloruro sódico, caprilato sódico, N-acetiltriptofanato sódico y agua para inyección. Solución con 50g de plasmaproteínas/l, de las cuales al menos un 95% es albúmina. El contenido en aluminio es como máximo de 200mg/l, por lo que el producto puede ser administrado a pacientes sometidos a diálisis y a niños prematuros.

Presentación

ALBUMINA HUMANA AL 5%: botellas de 50ml, 100ml, 200ml o 500ml. Venta bajo receta médica en establecimientos tipo A.

Indicaciones

La ALBUMINA HUMANA AL 5% está indicada: como terapia de sustitución en caso de hipoproteinemia, especialmente en la hipoalbuminemia. En el tratamiento del shock hipovolémico (quemaduras, traumatismos) y en cualquier situación en la que existe una pérdida de líquido plasmático. En las plasmaféresis terapéuticas.

Dosificación

En general, la dosis y la velocidad de infusión deben ser ajustadas a las necesidades individuales del paciente. a) Posología:cuando la albúmina se utiliza en terapia de reposición, la dosis necesaria varía en función de los parámetros circulatorios. El valor mínimo para la presión osmótica coloidal es de 20mm de Hg (2,7 kPa). Si la albúmina humana se administra para corregir los niveles de albúmina en plasma, la dosis en gramos necesaria se calcula según la fórmula siguiente: [proteínas totales necesarias (g/l) - proteínas totales actuales (g/l)] x volumen plasmático (l) x 2. El volumen plasmático fisiológico es aproximadamente de 0,04 l/kg peso corporal. Como la fórmula es sólo aproximada, se recomienda llevar a cabo la monitorización de la concentración proteica. Cuando sean necesarios volúmenes de reposición elevados o cuando el hematocrito sea inferior al 30%, ver Advertencias. Uso pediátrico:en niños, debe tenerse en cuenta el hecho de que el volumen plasmático fisiológico depende de la edad. b) Normas para la correcta administración:la albúmina humana está lista para su uso inmediato y es para ser administrada únicamente por infusión intravenosa. La velocidad de infusión debe ajustarse según las circunstancias individuales y la indicación, pero suele establecerse en 5ml/min en las soluciones al 5%. La velocidad de infusión no debe exceder los 30ml/min en caso de sustitución del plasma. Si se debe administrar un volumen elevado, el producto debe ser conservado a temperatura ambiente o corporal antes de su uso. Generalmente, la solución es clara o ligeramente opalescente. No utilizar si la solución está turbia o si se ha formado algún depósito. Una vez abierto el envase, el contenido debe ser administrado inmediatamente. En ningún caso se aprovechará la fracción que no se haya utilizado ni guardándola en nevera.

Contraindicaciones

Historia de reacción alérgica a los preparados de albúmina. Reacción alérgica a esta preparación. Todas aquellas condiciones en las que la hipervolemia y sus consecuencias (ej.: incremento del volumen sistólico, presión sanguínea elevada) o la hemodilución puedan representar un riesgo especial para el paciente. Ejemplos de estas condiciones son: insuficiencia cardíaca descompensada. Hipertensión. Várices esofágicas. Edema pulmonar. Diatesis hemorrágica. Anuria renal y postrenal. Anemia severa. Deshidratación (excepto si se administra una cantidad suficiente de fluido de forma simultánea).

Reacciones Adversas

Los efectos secundarios tras la infusión de albúmina humana son raros. Reacciones leves tales como enrojecimiento, urticaria, fiebre, náuseas ceden normalmente de forma rápida cuando disminuye la velocidad de infusión o cuando ésta se suspende. En casos aislados, aparecen reacciones anafilácticas que pueden llegar a producir shock. En estos casos, la infusión debe pararse inmediatamente y se debe iniciar el tratamiento apropiado. Cuando se administran medicamentos preparados a partir de sangre o plasma humanos, no puede excluirse totalmente la posibilidad de aparición de enfermedades debidas a la transmisión de agentes infecciosos. Esto hace referencia también a los patógenos de naturaleza desconocida. Para reducir el riesgo de transmisión de estos agentes, se lleva a cabo una selección de donantes y donaciones mediante medidas adecuadas y se incluyen procedimientos de eliminación y/o inactivación en el proceso de producción.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play