HIDROCORTISONA

3798 | Laboratorio BIOSANO

Descripción

Principio Activo: Hidrocortisona,
Acción Terapéutica: Antialérgicos, antihist., corticoides asoc.

Composición

Cada frasco ampolla contiene: Hidrocortisona succinato ácido equivalente a 100 mg de hidrocortisona. Excipientes: Fosfato disodico hidrogenado, fosfato sódico dihidrogenado, hidróxido de sodio. Cada frasco ampolla contiene: Hidrocortisona succinato ácido equivalente a 500 mg de hidrocortisona. Excipientes: Fosfato disodico hidrogenado, fosfato sódico dihidrogenado, hidróxido de sodio.

Presentación

Caja de cartón con o sin bandeja de PVC conteniendo 1 a 1000 cantidad de frasco ampolla. HIDROCORTISONABIOSANOPolvo Liof. p/Sol. Inyectable 100mgCorticosteroide. Inmunosupresor. Lea cuidadosamente este folleto antes de la administración de este medicamento, contiene información importante acerca de su tratamiento. Si tiene cualquier duda o no está seguro de algo, pregunte a su médico o químico farmacéutico. Guarde este folleto, puede necesitar leerlo nuevamente.

Indicaciones

Terapia de reemplazo en insuficiencia adreno cortical crónica, algunas formas de síndrome de hiperplasia adrenal congénita y como agente antiinflamatorio, corticoterapia de urgencia indicada en la insuficiencia adrenocortical aguda, estados de shock a raíz de una hemorragia; traumas o endotoxinas, reacciones agudas de hipersensibilidad de tipo anafilácticas, sola o con vasopresores.

Dosificación

Vía de Administración: Intravenosa o Intramuscular. Esta preparación se puede administrar por inyección intravenosa, por infusión intravenosa, o por inyección intramuscular, el método preferido para uso de emergencia inicial es la inyección intravenosa. Tras el período inicial de emergencia, debe considerarse la posibilidad de emplear un preparado inyectable de acción prolongada o una preparación oral. La posología se establece en función de la gravedad del cuadro y la respuesta del paciente al tratamiento. La aparición de efectos no deseados puede minimizarse utilizando la mínima dosis efectiva durante el mínimo período de tiempo necesario. Se precisa una revisión frecuente del paciente con objeto de titular adecuadamente la dosis en función del avance de la enfermedad. La terapia se inicia con la administración de hidrocortisona sodio succinato por inyección vía intravenosa durante un período de 30 segundos (por ejemplo, 100 mg) a 10 minutos (por ejemplo, 500 mg o más). En general, la terapia de alta dosis de corticoides se debe continuar sólo hasta que la condición del paciente se ha estabilizado, por lo general no más allá de 48 a 72 horas. La dosis inicial de hidrocortisona sodio succinato de sodio es de 100 mg a 500 mg, dependiendo de la severidad de la afección. Esta dosis puede repetirse a intervalos de 2, 4 o 6 horas según la respuesta del paciente y la condición clínica. Si bien la dosis puede reducirse para bebés y niños, se rige más por la gravedad del estado y la respuesta del paciente que por la edad o el peso corporal, pero no debe ser inferior a 25 mg diarios. Las dosis frecuentemente usadas son: Adultos: 100-200mg/día, dividido en varias dosis (IM, IV) pudiendo aumentar la dosis inicial en situaciones agudas de urgencia hasta 50-100 mg/kg (IV - IM) no debiendo sobrepasarse los 6g/día. Preparación del reconstituido y de las soluciones: Para administración IV-IM: Preparar asépticamente la solución agregando a cada frasco ampolla no más de 2 mL de agua para inyectables No se requieren más diluciones para la administración IV. Para administración por infusión IV: Preparar asépticamente la solución agregando a cada frasco ampolla no más de 2 mL de solución de dextrosa al 5% o solución de cloruro de sodio al 0,9%. Agitar y asegurarse de disolución completa. La solución así preparada se diluye agregándola a 100 o 1000 mL de las mismas soluciones usadas para la reconstitución. Las soluciones reconstituidas son estables dentro de las 4 horas siguientes a la reconstitución. Niños: Dosis proporcionales. Se administrará por vía intravenosa, intramuscular. La dosis recomendada en niños es en base al peso corporal. En Insuficiencia Adrenocortical, IM o IV, la dosis es de 0,19 a 0,28 mg/kg de peso corporal o de 10 a 12 mg/m2 de superficie corporal, dividido en 3 dosis. Uso en niños: Los corticosteroides pueden producir retraso en el crecimiento dosis-dependiente en la infancia y adolescencia, que puede ser irreversible. Uso en el anciano:Los acontecimientos adversos comunes de los corticosteroides sistémicos pueden producir mayores consecuencias en los ancianos, especialmente osteoporosis, hipertensión, hipokalemia, diabetes, susceptibilidad a las infecciones y adelgazamiento cutáneo. Se precisa una supervisión clínica estrecha con objeto de evitar reacciones que amenacen la vida. Uso en deportistas:Se informa a los deportistas que este medicamento contiene un componente que puede establecer un resultado analítico de control del dopaje como positivo. Se recomienda aplicar en inyección intramuscular o intravenosa lenta, gota a gota o en infusión continua mezclada con soluciones para infusión.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a los corticosteroides, tuberculosis, herpes simple ocular, glaucoma primario, psicosis aguda y psiconeurosis, infección sistémica, úlcera péptica, osteoporosis. Administración de vacunas vivas o atenuadas están contraindicadas en pacientes que reciben dosis inmunosupresoras de corticosteroides.

Reacciones Adversas

Los efectos adversos de los glucocorticoides dependen en mayor grado de la duración del tratamiento que de la dosis empleada. Son raros aún con el empleo de dosis elevadas durante cortos periodos de tiempo. Por el contrario, tratamientos prolongados frecuentemente originan reacciones adversas considerables. Órganos o sistemas afectados: Trastornos de la sangre y del sistema linfático:Leucocitosis. Trastornos del sistema nervioso:Aumento de la presión intracraneal con papiledema en niños (pseudotumor cerebri), habitualmente tras la retirada del tratamiento. Agravamiento de epilepsia. Trastornos oculares:Aumento de la presión intraocular, glaucoma, papiledema, cataratas subcapsulares posteriores, adelgazamiento corneal o escleral, exacerbación de infecciones oculares virales o fúngicas. Trastornos gastrointestinales:Dispepsia, ulcus péptico con perforación y hemorragia, pancreatitis aguda, candidiasis. Trastornos renales y urinarios:Alteraciones hidroelectrolíticas: retención de sodio y agua, pérdida de potasio, alcalosis hipokaliémica. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:Alteraciones en la cicatrización, atrofia cutánea, hematomas, telangiectasias, estrías, acné. Enrojecimiento y prurito. Hirsutismo. Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo:Osteoporosis, fracturas vertebrales y de huesos largos, osteonecrosis avascular, roturas tendinosas. Miopatía proximal. Trastornos endocrinos:Supresión del eje hipotálamo-hipofiso-suprarrenal, retraso del crecimiento en infancia y adolescencia, facies cushingoidea. Trastornos del metabolismo y de la nutrición:Ganancia de peso, tolerancia alterada a los hidratos de carbono con aumento de los requerimientos de tratamiento antidiabético. Aumento del apetito. Infecciones e infestaciones:Aumento de la susceptibilidad y gravedad de las infecciones con supresión de signos y síntomas clínicos, infecciones oportunistas, recurrencia de tuberculosis inactiva. Trastornos vasculares:Tromboembolismo, hipertensión. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración:Tras la administración intravenosa pueden aparecer parestesias, probablemente relacionadas con la tasa de inyección. A menudo se localiza en el área genital pero en ocasiones se irradia a todo el cuerpo. La sensación desagradable y a menudo dolorosa suele remitir en unos minutos sin que se hayan notificado secuelas. El efecto parece estar relacionado con la sal de fosfato sódico de la hidrocortisona. Trastornos del sistema inmunológico:Hipersensibilidad, incluyendo anafilaxia. Trastornos del aparato reproductor y de la mama:Irregularidades menstruales y amenorrea. Trastornos psiquiátricos:Euforia, dependencia psicológica, depresión, insomnio, agravamiento de esquizofrenia. Se debe tener precaución con la administración de corticosteroides a pacientes con insuficiencia renal o cardiaca debido a la posibilidad de retención de fluidos. Al igual que con otros fármacos que se metabolizan en el hígado, en pacientes con insuficiencia hepática puede producirse una elevación de los niveles sanguíneos de corticosteroides, por lo que ese tipo de pacientes deben ser monitorizados con frecuencia. Síntomas y signos de supresión:La retirada rápida del corticoide tras un tratamiento prolongado puede dar lugar a insuficiencia adrenal aguda, hipotensión y muerte. Puede producirse también un "síndrome de abstinencia", incluyendo fiebre, mialgia, artralgia, rinitis, conjuntivitis, nódulos cutáneos dolorosos /pruriginosos y pérdida de peso.

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play