MIDAZOLAM

2032 | Laboratorio PFIZER

Descripción

Principio Activo: Midazolam,
Acción Terapéutica: Hipnóticos

Composición

Solución inyectable con Midazolam (como hidrocloruro) 5 mg/1mL. Midazolam (como hidrocloruro) 15 mg/3mL. Midazolam (como hidrocloruro) 50 mg/10mL. Excipientes: Cloruro de sodio, ácido clorhídrico, hidróxido de sodio para ajuste de pH, agua para inyectables c.s.p.

Presentación

MIDAZOLAM Solución inyectable de 5 mg/1 mL x 10 ampollas. MIDAZOLAM Solución inyectable de 15 mg/3 mL x 5 ampollas. MIDAZOLAM Solución inyectable de 50 mg/10 mL x 5 ampollas.

Indicaciones

Hipnoinductor de corto efecto para la premedicación y la inducción y mantenimiento de la anestesia. Usos:Midazolam inyectable está indicado como un depresor de acción corta del sistema nervioso central que induce sedación, hipnosis, amnesia y anestesia. Se utiliza en forma intravenosa para la sedación consciente previo a procedimientos quirúrgicos breves, para la sedación en unidades de cuidado intensivo y para la inducción de anestesia antes de la administración de otros agentes anestésicos, e intramuscularmente para la sedación previa a una intervención. Con el uso de un premedicamento opioide, la inducción de la anestesia puede obtenerse con un rango de dosis más estrecho y en un período de tiempo más corto.

Dosificación

La dosis debiera ser individualizada y la droga administrada de manera lenta. Pueden requerirse dosis más bajas en pacientes ancianos o debilitados, o en pacientes con insuficiencia renal o hepática. Debido a que se han reportado eventos adversos cardiorespiratorios graves y potencialmente fatales, se deben llevar a cabo las acciones necesarias para el monitoreo, detección y corrección de estas reacciones en todos los pacientes a quienes se administra Midazolam, sin tomar en cuenta la edad o estado de salud. La dosis administrada de Midazolam debiera ajustarse de acuerdo al tipo y cantidad de premedicación usada. Administración intravenosa: Procedimientos endoscópicos o cardiovasculares:Para una sedación consciente, se puede utilizar midazolam solo o bien junto con un opioide inmediatamente antes del procedimiento con dosis suplementaria para mantener el nivel deseado de sedación a lo largo de todo el procedimiento. Para procedimientos perorales, se recomienda el uso de un anestésico tópico apropiado. Para procedimientos broncoscópicos, se recomienda el uso de un premedicamento opioide. La respuesta variará con la edad, estado de salud y medicaciones concomitantes, pero puede también variar independientemente de estos factores. Ajuste la dosis al punto final de sedación deseado, tal como lenguaje farfullado, con una administración lenta inmediatamente antes del procedimiento. La dosis inicial debiera administrarse durante un período de al menos 2 minutos. Espere unos 2 o más minutos adicionales para evaluar en su totalidad el efecto sedante. Cuando se ajuste la dosis, se debieran esperar 2 o más minutos luego de cada incremento. En adultos sanos, la dosis inicial es de aproximadamente 2,5 mg. Algunos pacientes pueden responder a una dosis tan pequeña como 1 mg. Si es necesario pueden administrarse dosis adicionales de 1 mg. Generalmente, no es necesaria una dosis total mayor de 5 mg para alcanzar el punto final deseado. En casos de enfermedad grave y en pacientes ancianos la dosis inicial debe reducirse a un valor entre 1 y 1,5 mg. Generalmente no es necesaria una dosis total mayor de 3,5 mg. Si se utiliza un premedicamento opioide u otro depresor de SNC, la dosis de midazolam debiera reducirse en 25% o 30%. Inducción de la anestesia: La dosis de midazolam debiera determinarse de acuerdo a la respuesta individual del paciente. La administración debiera realizarse mediante una inyección intravenosa lenta hasta pérdida de la conciencia, utilizando aproximadamente 0,15 -0,2 mg/kg (10 a 15 mg) administrados a una velocidad de aproximadamente 2,5 mg cada 10 segundos. Generalmente se alcanza una sedación máxima luego de 2- 3 minutos, pero si es necesario puede administrarse una dosis adicional hasta un total de 0,35 mg/kg. No se ha encontrado que la aparición de la sedación sea dependiente de la dosis, pero el tiempo para recuperarse está relacionado con la cantidad de droga administrada. Midazolam debiera utilizarse con analgésicos opioides, ya que no posee propiedades analgésicas y los analgésicos opioides intensifican sus propiedades inductoras de anestesia. Sedación intravenosa en UCI:Para sedación en UCI, se recomienda una velocidad de infusión de 0,03-0,2 mg/kg/hora. La dosis debiera individualizarse y el midazolam ajustado al estado de sedación deseado, de acuerdo a la necesidad clínica, estado físico, edad y medicamentos concomitantes. Es posible reducir la dosis (velocidad de infusión) una vez obtenido el efecto terapéutico. La dosis debiera reducirse en pacientes con hipovolemia, vasocontraídos y pacientes hipotérmicos. Después de la administración IV prolongada de midazolam, la interrupción abrupta del producto puede acompañarse de síntomas de suspensión. Por lo tanto, se recomienda una reducción gradual del midazolam. Midazolam puede utilizarse en pacientes neuroquirúrgicos con presión intracraneana aumentada. Administración intramuscular: Para la sedación previa a una intervención quirúrgica:(inducción del sueño o somnolencia y alivio de la aprensión) y para impedir el recuerdo de los eventos perioperatorios. Para un uso intramuscular, el midazolam debiera inyectarse en forma profunda en una masa muscular grande. La dosis de midazolam recomendada como premedicación en pacientes adultos sin riesgo, menores de 60 años, es 0,07 a 0,08 mg/kg IM (aproximadamente 5 mg IM) administrados aproximadamente una hora antes de la cirugía. La dosis debe ser individualizada y reducida cuando se administra midazolam IM a pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, otros pacientes quirúrgicos de alto riesgo, pacientes de 60 años o más, y pacientes que han recibido concomitantemente opioides u otros depresores del SNC (ver Reacciones Adversas). En un estudio de pacientes de 60 años o más que no recibieron administración concomitante de opioides, de 2 a 3 mg (0,02 a 0,05 mg/kg) de midazolam produjeron una sedación adecuada durante el período previo a la operación. En aproximadamente un 25% de los pacientes, 1 mg proporcionó una sedación satisfactoria. Como con cualquier potencial depresor respiratorio, estos pacientes requieren una observación especial en busca de signos de depresión cardiorespiratoria luego de recibir midazolam IM. La aparición ocurre dentro de los primeros 15 minutos y con un peak en los 30 a 60 minutos. Puede administrarse concomitantemente con atropina sulfato o con hioscina hidrobromuro y dosis reducidas de opioides. Dosis pediátrica habitual: Sedación preoperatoria y amnesia o sedación consciente menores de 6 meses:la dosis no está claramente establecida porque hay variabilidad en cuanto a la habilidad para tolerar, metabolizar y eliminar Midazolam. Pacientes menores de 6 meses son especialmente vulnerables. Existen experiencias de obstrucción de la vía aérea e hipoventilación. La dosis debe ser individualizada y titulada lentamente con monitoreo cuidadoso hasta alcanzar el nivel deseado, cuando es usado en pacientes menores a 6 meses de edad. Mayores de 6 meses a 5 años: IV por inyección intermitente, 50 a 10 mcg (0,05 a 0,1 mg) (base) por kilo de peso, algunas veces sobre 600 mcg (0,6 mg) por kg de peso pueden ser necesarias, pero usualmente no más de 6 mg es necesario para alcanzar el nivel deseado. IM 100 a 150 mcg (0,1 a 0,15 mg) (base) por kg de peso, dosis sobre 500 mcg (0,5 mg) (base) por kg de peso han sido para sedación profunda. Niños entre 6 a 12 años: IV por inyección intermitente, 25 a 50 mcg (0,025 a 0,05 mg) (base) por kg de peso, algunas veces sobre 400 mcg (0,4 mg) por kg de peso pueden ser necesarios, pero usualmente no más de un total de 10 mg es necesario para alcanzar el nivel deseado. IM 100 a 150 mcg (0,1 a 0,5 mg) (base) por kg de peso. Dosis sobre 500 mcg (0,5 mg) por kg de peso han sido para sedación profunda. Adolescentes 12 a 16 años de edad: Ver dosis de adultos. Algunos adolescentes pueden requerir dosis más altas que adultos, pero usualmente no más de un total de 10 mg es necesario para alcanzar el nivel deseado. En pacientes pediátricos obesos, la dosis debe ser calculada sobre el peso ideal. Sedación en unidad de cuidado intensivo: Neonatos con menor de 32 semanas de gestación: Infusión IV en pacientes intubados 30 mcg (0,03 mg) (base) por kg de peso por hora. Nota: no se debe administrar dosis de carga IV en pacientes neonatos. Neonatos con más de 32 semanas de gestación: Infusión IV en pacientes intubados 60 mcg (0,06 mg) (base) por kg de peso por hora. Nota: no se debe administrar dosis de carga IV en pacientes neonatos. Infantes y niños: Infusión IV en pacientes intubados, inicialmente 60 a 120 mcg (0,06 a 0,12 mg) (base) por kg de peso por hora, titulando hasta llegar al nivel deseado. Una dosis de carga IV de 50 a 200 mcg (0,05 a 0,2 mg) por kg de peso, puede ser administrada además 20 a 30 minutos antes de la iniciación de la infusión continua. Coadyuvante de la anestesia general: Niños menores a 6 meses: La dosis no está claramente establecida, porque hay variabilidad en cuanto a la habilidad para tolerar, metabolizar y eliminar Midazolam. Pacientes menores de 6 meses son especialmente vulnerables, existen experiencias de obstrucción de la vía aérea e hipoventilación. La dosis debe ser individualizada y titulada lentamente con monitoreo cuidadoso hasta alcanzar el nivel deseado, cuando es usado en pacientes menores a 6 meses de edad. Niños de 6 meses a 5 años: IV por inyección intermitente, 50 a 100 mcg (0,05 a 0,1 mg) (base) por kg de peso, algunas veces hasta 600 mcg (0,6 mg) por kg de peso puede ser necesario, pero usualmente no más de un total de 6 mg es necesario para alcanzar el nivel deseado. Niños entre 6 a 12 años: IV por inyección intermitente, 25 a 50 mcg (0,025 a 0,05 mg) (base) por kg de peso, algunas veces hasta 400 mcg (0,4 mg) por kg de peso puede ser necesario, pero usualmente no más de un total de 10 mg es necesario para alcanzar el nivel deseado. Adolescentes 12 a 16 años de edad: Ver dosis usual de adultos. Dilución y mezclas: Midazolam puede mezclarse en la misma jeringa con los premedicamentos frecuentemente utilizados: morfina sulfato, petidina, atropina sulfato o hioscina. Midazolam es compatible con solución salina normal, glucosa al agua al 5% y 10%, infusión intravenosa de fructosa (levulosa 5%), infusión intravenosa de potasio cloruro, sodio cloruro y calcio cloruro (solución Ringer) e infusión intravenosa de sodio lactato (solución de Hartmann). Las formulaciones de 15 mg/3 mL, 5 mg/mL y 50 mg/10 mL pueden diluirse para facilitar una inyección lenta. Las ampollas de 50 mg/10 mL pueden agregarse a las soluciones de infusión en una proporción de mezcla de 15 mg de midazolam por 100-1000 mL de solución de infusión. El producto y sus mezclas no contienen agentes antimicrobianos. Con el fin de reducir los peligros microbiológicos, se recomienda que las diluciones futuras se efectúen inmediatamente antes de usar y que la infusión comience tan pronto como sea posible después de la preparación de la mezcla. La infusión debiera completarse dentro de las 24 horas desde la preparación y el residuo debe eliminarse. Cualquier almacenamiento de una solución diluida debiera realizarse a una temperatura entre 2°-8°C.

Contraindicaciones

Pacientes con hipersensibilidad a las benzodiazepinas. Miastenia gravis. Pacientes en shock, coma o intoxicación alcohólica aguda con depresión de los signos vitales. Pacientes con glaucoma de ángulo estrecho agudo. Las benzodiazepinas se pueden utilizar en pacientes con un glaucoma de ángulo abierto solamente si están recibiendo el tratamiento adecuado. Las mediciones de la presión intraocular en pacientes sin enfermedades oculares muestran una disminución moderada luego de la inducción con midazolam. Los pacientes con glaucoma no han sido estudiados.

Reacciones Adversas

Las fluctuaciones en los signos vitales que se han observado luego de la administración parenteral de midazolam incluyen: depresión respiratoria (22,9% luego de la administración IV y 10,8% de los pacientes luego de la administración IM). apnea (19% luego de la administración IV). variaciones en la presión arterial y el ritmo cardíaco. Estas instancias comunes durante la anestesia y cirugía se ven afectadas por el mayor o menor grado de la anestesia, instrumentación, intubación y uso de medicamentos concomitantes. Se ha relacionado la administración de midazolam IM en pacientes de edad avanzada o en pacientes con cirugías de alto riesgo con algunos informes poco frecuentes de muerte bajo circunstancias compatibles con la depresión cardiorrespiratoria. En la mayoría de esos casos, los pacientes también recibieron otros depresores del sistema nervioso central capaces de disminuir la respiración, especialmente analgésicos opioides (ver Dosificación). Se informaron los siguientes eventos adversos luego de la administración intramuscular: efectos locales en la zona de la inyección intramuscular: dolor (3,7%) dolor de cabeza (1,3%) induración (0,5%) enrojecimiento (0,5%) rigidez muscular (0,3%). Se informaron los siguientes eventos adversos luego de la administración intravenosa: efectos locales en la zona de IV: sensibilidad (7%) dolor durante la inyección (6,2%) ataque de hipo (5,5%) enrojecimiento (3,8%) náuseas (3%) vómitos (2,9%) tos (1,9%) induración (1,9%) somnolencia (1,3%) sobresedación (1%) flebitis (0,5%). Las siguientes son otras experiencias adversas, observadas principalmente luego de la inyección IV y con una incidencia de menos del 1%: Respiratorias: laringoespasmos, broncoespasmos, disnea, hiperventilación, sibilancia, respiración acelerada, obstrucción de las vías aéreas, taquipnea. Cardiovascular:bigeminismo, contracciones ventriculares prematuras, taquicardia, ritmo nodal, colapso cardiovascular, episodio vasovagal, paro cardíaco. Gastrointestinal:acidez, salivación excesiva, arcadas. SNC/neuromuscular:amnesia anterógrada, dolor de cabeza, euforia, confusión, disputas, nerviosismo, agitación, ansiedad, aturdimiento, irritabilidad, inquietud, delirio de emergencia o agitación, emergencia prolongada de la anestesia, sueños durante la emergencia, interrupción del sueño, insomnio, pesadillas, movimientos tónicos/clónicos, temblor muscular, movimientos involuntarios, movimientos atetoides, mareos, ataxia, disforia, pronunciación inarticulada, disfonía, parestesia. Oftálmicas:visión borrosa, diplopía, nistagmo, pupilas puntiformes, movimientos cíclicos de los párpados, dificultad para enfocar. Tegumentarias: urticaria, inflamación en la zona de la inyección, hinchazón o sensación de ardor, calor o frío en la zona de la inyección, eritema, erupción, prurito. Hipersensibilidad:se ha informado, en casos aislados, hipersensibilidad generalizada, como por ejemplo reacciones anafilácticas y cutáneas. Misceláneas:bostezos, letargo, escalofríos, debilidad, fonación continua, oídos tapados, pérdida del equilibrio, vahídos leves, dolor de muelas, sensación de desmayo, hematomas. Experiencia posterior a la comercialización: Se informaron las siguientes reacciones adversas, las cuales no se encuentran detalladas en la lista anterior: Trastornos psiquiátricos: alucinaciones. Reacciones paradójicas: se ha informado hiperactividad, hostilidad, reacción de ira, agresividad, tensión, cambios de humor, excitación y ataques paroxísticos, particularmente entre niños y personas de edad avanzada. Dependencia: el consumo de midazolam, aun en dosis clínicas, puede conducir al desarrollo de dependencia física. Luego de una administración IV prolongada, la interrupción, especialmente la interrupción abrupta del medicamento, se puede ver acompañada de síntomas de abstinencia, entre los que se incluyen las convulsiones por abstinencia. Trastornos del sistema nervioso central: alerta disminuida. Se han informado convulsiones en bebés prematuros y neonatos. Trastornos cardíacos: hipotensión, bradicardia, efectos vasodilatantes. Trastornos respiratorios: depresión respiratoria, apnea, paro respiratorio. Trastornos del sistema gastrointestinal: estreñimiento, sequedad bucal. Trastornos en la piel y anexos: urticaria. Trastornos generales y en la zona de aplicación: tromboflebitis, trombosis. Lesiones, intoxicación y complicaciones durante el procedimiento: se ha registrado un riesgo mayor de caídas y fracturas en los usuarios de benzodiazepina de edad avanzada.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play