ARCOXIA

2498 | Laboratorio MERCK SHARP & D

Descripción

Principio Activo: Etoricoxib,
Acción Terapéutica: Analgésicos

Composición

ARCOXIA® (etoricoxib, MSD) es un comprimido recubierto que contiene 120 mg de etoricoxib como ingrediente activo. Además, los comprimidos de ARCOXIA® contienen los siguientes ingredientes inactivos: Fosfato dibásico de calcio anhidro, celulosa microcristalina, croscarmelosa sódica, estearato de magnesio. El recubrimiento contiene cera de carnauba y Opadry II® Verde cuya composición es: lactosa monohidratada, hipromelosa, dióxido de titanio, triacetato de glicerol, laca índigo carmín, óxido férrico amarillo.

Presentación

ARCOXIA® se encuentra disponible en cajas con 7 comprimidos recubiertos de Etoricoxib 120 mg. ARCOXIA®MERCK SHARP & DComprimidos Recubiertos 30 y 60 mgAnalgésico. Antiinflamatorio.

Indicaciones

Está indicado para:Tratamiento de la artritis gotosa aguda. Alivio del dolor agudo. Tratamiento de la dismenorrea primaria. La decisión de prescribir un inhibidor selectivo de la COX-2 debe estar basada en una evaluación de cada uno de los riesgos individuales del paciente (ver Precauciones).

Dosificación

ARCOXIA® es administrado en forma oral. ARCOXIA® se puede tomar con o sin alimentos. Artritis Gotosa Aguda: La dosis recomendada es de 120 mg una vez al día. ARCOXIA® 120 mg sólo debe ser empleada durante el período sintomático agudo, limitado a un máximo de 8 días de tratamiento. Analgesia: Dolor agudo y dismenorrea primaria: La dosificación recomendada es de 120 mg una vez al día. ARCOXIA® 120 mg sólo debe emplearse durante el período sintomático agudo, limitado a un máximo de 8 días de tratamiento. Debido a que el riesgo cardiovascular de los inhibidores selectivos de COX-2 puede aumentar dependiendo de la dosis y el tiempo de exposición, se debe usar el menor tiempo posible y a la menor dosis efectiva diaria. Se debe re-evaluar la necesidad del paciente de alivio sintomático y respuesta a la terapia (Ver Precauciones). Edad avanzada, género, raza: No es necesario hacer ajuste de la dosis de ARCOXIA® en los pacientes de edad avanzada, ni según sexo o raza. Insuficiencia hepática: No administrar en pacientes con insuficiencia hepática. Insuficiencia Renal: En pacientes con enfermedad renal avanzada (Clearance de creatinina < 30 mL/min), no se recomienda tratar con ARCOXIA®. No es necesario hacer ningún ajuste de la dosificación en los pacientes con grados menores de insuficiencia renal (Clearance de creatinina ?30 mL/min). (Ver Precauciones.)

Contraindicaciones

ARCOXIA®está contraindicado en pacientes con:Hipersensibilidad a algún componente de este producto. Insuficiencia cardíaca congestiva (NYHA II-IV). Enfermedad cardíaca isquémica establecida, enfermedad arterial periférica y/o enfermedad cerebrovascular (incluidos los pacientes que han sido sometidos recientemente a una cirugía de bypassde la arteria coronaria o angioplastía).

Reacciones Adversas

En los estudios clínicos, se evaluó la seguridad de ARCOXIA en 7.152 individuos, que incluyeron alrededor de 4.488 pacientes con osteoartritis, artritis reumatoidea o dolor lumbar crónico (aproximadamente 600 pacientes con osteoartritis o artritis reumatoidea fueron tratados durante un año o más). Las siguientes reacciones adversas relacionadas con el medicamento fueron reportadas en estudios clínicos en pacientes con osteoartritis (OA), artritis reumatoidea (AR) o dolor lumbar crónico tratados hasta por 12 semanas. Estas reacciones adversas ocurrieron en ? 1% de los pacientes tratados con ARCOXIA y con una incidencia mayor que con placebo: astenia/fatiga, mareo, edema de miembros inferiores, hipertensión, dispepsia, pirosis, náuseas, cefalea, aumento de la ALT y aumento de la AST. El perfil de reacciones adversas fue similar en los pacientes con osteoartritis o con artritis reumatoidea tratados con ARCOXIA durante un año o más. En el estudio MEDAL, estudio de punto final cardiovascular que incluyó 23.504 pacientes, la seguridad de ARCOXIA 60 o 90 mg al día comparados con diclofenaco 150 mg al día en pacientes con OA o AR (la duración promedio de tratamiento fue de 20 meses). En este mega estudio, se registraron solo los eventos adversos serios o las discontinuaciones por eventos adversos. La tasa de eventos cardiovasculares trombóticos serios confirmados fue similar entre ARCOXIA y diclofenaco. La incidencia de discontinuación por eventos adversos relacionados con hipertensión fue menor del 3% en cada grupo de tratamiento; sin embargo, ARCOXIA 60 mg y 90 mg demostraron tasas significativamente mayores de discontinuación por estos eventos que diclofenaco. La incidencia de eventos adversos por falla cardíaca congestiva (discontinuación y eventos adversos serios) y la incidencia de discontinuación debido a edema ocurrió en niveles similares en ARCOXIA 60 mg comparado con diclofenaco; sin embargo, la incidencia de estos eventos fue mayor para ARCOXIA 90 mg comparado con diclofenaco. La incidencia de discontinuación por fibrilación auricular fue mayor para etoricoxib comparado con diclofenaco. Los estudios EDGE Y EDGE II compararon la tolerabilidad gastrointestinal de etoricoxib 90 mg al día (1.5 a 3 veces la dosis recomendada para OA) y diclofenaco 150 mg al día en 7.111 pacientes con OA (estudio EDGE; duración promedio de tratamiento 9 meses) y 4.086 pacientes con AR (estudio EDGE II; duración promedio de tratamiento 19 meses). En cada uno de estos estudios, el perfil de eventos adversos para ARCOXIA fue generalmente similar a lo reportado en los estudios clínicos placebo-controlados fase IIb/III; sin embargo, las experiencias adversas relacionadas a hipertensión y edema ocurrieron a una tasa superior en etoricoxib 90 mg versus diclofenaco 150 mg diarios. La tasa de eventos adversos cardiovasculares trombóticos serios confirmados existente fue similar en los dos grupos de tratamiento. En un análisis combinado de los estudios clínicos de fase IIb a V de 4 semanas de duración o más (excluidos los estudios del programa MEDAL), no hubo diferencias apreciables en el nivel de eventos adversos serios cardiovasculares trombóticos confirmados entre los pacientes que recibieron etoricoxib ? 30 mg o AINEs no naproxeno. La tasa de eventos adversos fue mayor en pacientes que recibieron etoricoxib comparado con aquellos que recibieron naproxeno 500 mg dos veces al día. En un estudio clínico de espondilitis anquilosante, los pacientes fueron tratados con ARCOXIA 90 mg una vez al día hasta por un año (N=126). El perfil de reacciones adversas fue generalmente similar al reportado en los estudios combinados sobre osteoartritis, artritis reumatoidea y dolor lumbar crónico. En un estudio clínico de artritis gotosa aguda se trató a los pacientes con 120 mg de ARCOXIA una vez al día durante ocho días. El perfil de reacciones adversas fue generalmente similar al reportado en los estudios combinados sobre osteoartritis, artritis reumatoidea y dolor lumbar crónico. En los estudios clínicos sobre analgesia aguda se trató a los pacientes con 120 mg de ARCOXIA una vez al día durante uno a siete días. El perfil de reacciones adversas fue generalmente similar al reportado en los estudios combinados sobre osteoartritis, artritis reumatoidea y dolor lumbar crónico. En los estudios clínicos adicionales para el dolor postoperatorio agudo asociado con cirugías dentales y ginecológicas abdominales incluyendo 1.222 pacientes tratados con etoricoxib (90 mg o 120 mg), el perfil de reacciones adversas fue generalmente similar al reportado en los estudios combinados sobre osteoartritis, artritis reumatoidea y dolor lumbar crónico. En los estudios combinados para dolor postoperatorio agudo dental, la incidencia de la alveolitis postextracción dental (alveolitis seca) reportado en pacientes tratados con ARCOXIA fue similar a la de los pacientes tratados con comparadores activos. Experiencia post-marketing: Las siguientes reacciones adversas se han reportado en experiencias post marketing: Trastornos del sistema linfático y sanguíneo: trombocitopenia. Trastornos del sistema inmunológico: reacciones de hipersensibilidad, reacciones anafilácticas/anafilactoideas incluido shock. Trastornos metabólicos y de nutrición: hipercalemia. Trastornos Psiquiátricos: ansiedad, insomnio, confusión, alucinaciones, depresión, inquietud. Trastornos del sistema nervioso: disgeusia, somnolencia. Trastornos oculares:visión borrosa. Trastornos cardíacos:insuficiencia cardíaca congestiva, palpitaciones, angina de pecho, arritmia. Trastornos vasculares:crisis hipertensiva. Trastornos respiratorios,torácicos y mediastínicos: broncoespasmo. Trastornos gastrointestinales: dolor abdominal, úlceras bucales, úlcera péptica incluida perforación y sangrado (principalmente en pacientes de edad avanzada), vómitos, diarrea. Trastornos hepatobiliares:hepatitis, ictericia. Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: angioedema, prurito, eritema, rash, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, urticaria, erupciones por medicamentos. Trastornos renales y urinarios: insuficiencia renal, incluida falla renal. (Ver Precauciones).

Precauciones

Los estudios clínicos sugieren que los medicamentos pertenecientes a la clase de inhibidores selectivos de COX-2, pueden estar asociados a un aumento en el riesgo de eventos trombóticos (especialmente Infarto del Miocardio y accidente cerebro vascular), en comparación con el placebo u otros AINEs (naproxeno). Como el riesgo cardiovascular de los inhibidores selectivos de COX-2 puede aumentar con la dosis y el tiempo de exposición, se debe usar el menor tiempo posible y a la menor dosis efectiva diaria. Se debe re-evaluar la necesidad de pacientes con alivio sintomático y respuesta a la terapia (Ver Precauciones). Los pacientes con riesgo significativo de eventos cardiovasculares (ej. hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus, fumadores) sólo deben ser tratados con etoricoxib después de un cuidadoso análisis. Los inhibidores selectivos de COX-2 no son un sustituto de la aspirina para la profilaxis cardiovascular debido a su ausencia de efecto plaquetario. Como etoricoxib, es un miembro de esta clase y no inhibe la agregación plaquetaria, la terapia antiplaquetaria no debe ser discontinuada. Hay un riesgo adicional de efectos adversos gastrointestinales (ulceración gastrointestinal u otras complicaciones gastrointestinales) para etoricoxib, otros inhibidores selectivos de COX-2 y AINEs, cuando se toman concomitantemente con ácido acetilsalicílico (aún a dosis bajas). La diferencia relativa en la seguridad gastrointestinal entre los inhibidores selectivos de COX-2 + ácido acetilsalicílico vs. AINEs + ácido acetilsalicílico no ha sido evaluada adecuadamente en estudios clínicos de largo plazo. No se recomienda tratar con ARCOXIA® a pacientes con enfermedad renal avanzada. La experiencia clínica en pacientes con clearance de creatinina estimada en menos de 30 mL/min es muy limitada. Si se tiene que iniciar el tratamiento con ARCOXIA® en esos pacientes, es recomendable vigilar estrechamente su función renal. La administración prolongada de AINEs puede producir necrosis papilar renal y otros daños renales. Las prostaglandinas renales pueden tener un papel compensador en el mantenimiento de la perfusión renal. Por lo tanto, si la perfusión renal está comprometida, la administración de ARCOXIA® puede disminuir la formación de prostaglandinas y secundariamente el flujo sanguíneo renal y deteriorar así la función renal. Los pacientes con mayor riesgo a esta respuesta son aquellos con una pre-existente disminución significativa de la función renal, insuficiencia cardíaca descompensada, o cirrosis. En estos pacientes se debe considerar el monitoreo de la función renal. Como sucede con medicamentos que se sabe que inhiben la síntesis de prostaglandinas, se esperaría que al suspender la administración de ARCOXIA® el paciente recupere su estado inicial pre-tratamiento. Se debe tener precaución al iniciar el tratamiento con ARCOXIA® en pacientes con deshidratación considerable. Es recomendable rehidratar a esos pacientes antes de iniciar la terapia con ARCOXIA®. Como con otros medicamentos que inhiben la síntesis de prostaglandinas, algunos pacientes tratados con ARCOXIA® han presentado retención de líquidos, edema e hipertensión. Se debe tener en cuenta la posibilidad de retención de líquidos, edema o hipertensión cuando se emplee ARCOXIA® en pacientes con edema, hipertensión o insuficiencia cardíaca preexistentes. Etoricoxib puede ser asociado con una hipertensión más frecuente y severa que con otros AINEs e inhibidores selectivos de COX-2, particularmente a dosis altas. Por lo tanto, se debe poner especial atención al monitoreo de la presión sanguínea durante el tratamiento con etoricoxib. Si hay aumento de la presión sanguínea significativo, se debe considerar un tratamiento alternativo. Los médicos deben tener en cuenta que algunos pacientes pueden desarrollar úlceras gastrointestinales superiores o sus complicaciones independientemente del tratamiento. En estudios clínicos con ibuprofeno y naproxeno, el riesgo de úlceras gastrointestinales superiores detectadas por endoscopía fue menor en los pacientes tratados con ARCOXIA® 120 mg una vez al día que en los tratados con AINEs no selectivos. Aunque el riesgo de úlceras detectadas por endoscopía fue bajo en los pacientes tratados con ARCOXIA® 120 mg, fue mayor que en los pacientes que recibieron placebo. En los pacientes tratados con ARCOXIA® han ocurrido úlceras gastrointestinales superiores o sus complicaciones. Estos eventos pueden ocurrir en cualquier momento durante el uso y sin síntomas de advertencia. Independientemente del tratamiento, es conocido que los pacientes con historia previa de perforación, úlceras o sangramiento (PUB) gastrointestinales y los pacientes mayores de 65 años tienen mayor riesgo de presentar PUB. En un paciente con síntomas y/o signos que sugieran disfunción hepática o que haya tenido una prueba de función hepática anormal, se debe investigar si persiste esta anormalidad. Si la anormalidad de la prueba de función hepática persiste (tres veces o más del límite superior), se debe suspender ARCOXIA®. ARCOXIA® se debe usar con precaución en pacientes que han presentado anteriormente ataques asmáticos agudos, urticaria o rinitis precipitados por salicilatos o inhibidores no específicos de la ciclooxigenasa. Como se desconoce la fisiopatología de estas reacciones, los médicos deben comparar los beneficios potenciales de prescribir ARCOXIA® comparado con sus potenciales riesgos. Cuando se usa etoricoxib en pacientes de edad avanzada y en pacientes con disfunción cardíaca, hepática o renal, se debe mantener una supervisión médica adecuada. Si estos pacientes se deterioran durante el tratamiento se deben tomar las medidas apropiadas, incluida la suspensión de la terapia. Se ha reportado muy raramente durante la vigilancia post-comercialización reacciones cutáneas serias, algunas de ellas fatales, incluyendo dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson, y necrolísis epidérmica tóxica, esto asociado al uso de AINEs y algunos inhibidores selectivos de COX2 (Ver Efectos Colaterales). Estos eventos serios pueden ocurrir sin previo aviso. Los pacientes parecieran estar en mayor riesgo al inicio de la terapia: el inicio de las reacciones ocurrió en la mayoría de los casos en el primer mes de tratamiento. Reacciones de hipersensibilidad seria (tales como anafilaxis y angioedema) han sido reportadas en pacientes que recibieron etoricoxib (Ver Efectos Colaterales). Algunos de los inhibidores selectivos de COX-2 han sido asociados a un aumento en el riesgo de reacciones dérmicas en pacientes con historia de alergia a medicamentos. Etoricoxib debe ser discontinuado ante la primera aparición de rash cutáneo, lesiones de las mucosas o cualquier otro signo de hipersensibilidad. ARCOXIA® puede enmascarar la fiebre, la cual es un signo de infección. El Médico debe tener esto en cuenta al utilizar ARCOXIA® en pacientes que están siendo tratados por infecciones. Embarazo: Como con otros medicamentos que inhiben la síntesis de prostaglandinas, se debe evitar el uso de ARCOXIA® en el último período del embarazo, porque puede ocasionar el cierre prematuro del conducto del ductus arterioso. Madres en período de lactancia: Las ratas lactantes excretan etoricoxib en la leche. No se sabe si también es excretado con la leche humana. Debido a que muchos medicamentos son excretados con la leche humana y a los efectos adversos que los medicamentos que inhiben la síntesis de prostaglandinas pueden tener en los lactantes, se debe tomar una decisión si se discontinua la lactancia o la administración de este medicamento, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre. Uso pediátrico: No se han determinado la seguridad y la eficacia del etoricoxib en niños. Uso en personas de edad avanzada: La farmacocinética del etoricoxib es similar en las personas de edad avanzada (de 65 años o más) y en los jóvenes. En los estudios clínicos se observó una mayor incidencia de eventos adversos en los pacientes de edad avanzada comparado con pacientes jóvenes; las diferencias relativas entre etoricoxib y los grupos control fue similar en los pacientes de edad avanzada y en los pacientes jóvenes. No se puede excluir la posibilidad de una mayor sensibilidad en los pacientes de edad avanzada.
Publicidad

Otros medicamentos de MERCK SHARP & D

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play