AZACORTID

2266 | Laboratorio SANOFI AVENTIS

Descripción

Principio Activo: Deflazacort,
Acción Terapéutica: Corticoides

Composición

Cada comprimido de 6 mg contiene: deflazacort 6 mg, excipientes: celulosa microcristalina, almidón de maíz, estearato de magnesio, lactosa cs. Cada comprimido de 30 mg contiene: deflazacort 30 mg, excipientes: celulosa microcristalina, almidón de maíz, estearato de magnesio, lactosa cs.

Presentación

Azacortid® 30 mg: Envase con 10 comprimidos. Azacortid® 6 mg: Envase con 20 comprimidos.

Indicaciones

Azacortid es un glucocorticoide con propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras indicado para el tratamiento de:enfermedades alérgicas, reumáticas, del colágeno, dermatológicas, respiratorias, hematológicas, renales, neoplásicas, endócrinas, oftálmicas, gastrointestinales y neurológicas. Trastornos endócrinos:insuficiencia suprarrenal primaria o secundaria (la hidrocortisona o cortisona son las drogas de elección; debido a su muy débil efecto mineralocorticoide deflazacort debe ser usado en asociación con un mineralocorticoide), hiperplasia suprarrenal congénita, tiroiditis no supurativa. Enfermedades reumáticas:Artritis psoriásica, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, bursitis aguda y subaguda, tenosinovitis aguda no específica, artritis gotosa aguda, osteoartritis postraumática, sinovitis de osteoartritis, epicondilitis. Enfermedades del colágeno:lupus eritematoso sistémico, carditis reumática aguda, polimialgia reumática, poliarteritis nodosa, dermatomiositis sistémica (polimiositis), arteritis temporal, granulomatosis de Wegener. Enfermedades dermatológicas:pénfigo, dermatitis bullosa herpetiforme, eritema multiforme grave (enfermedad de Stevens-Johnson), dermatitis exfoliativa, micosis fungoide, psoriasis grave, dermatitis seborreica grave. Enfermedades alérgicas:control de reacciones alérgicas graves o incapacitantes sin respuesta a drogas no esteroidales, rinitis alérgica estacional o perenne, asma bronquial, dermatitis de contacto, dermatitis atópica, enfermedad del suero, reacciones de hipersensibilidad medicamentosa. Enfermedades respiratorias:sarcoidosis sistémica, síndrome de Loeffler, sarcoidosis, neumonía alérgica, fibrosis pulmonar idiopática, neumonía aspirativa. Enfermedades oftálmicas:inflamación de la córnea; uveítis difusa posterior y coroiditis, queratitis, corioretinitis, iritis e iridociclitis, neuritis óptica, oftalmía simpática, herpes zoster oftálmico, conjuntivitis alérgica. Enfermedades hematológicas:púrpura trombocitopénica idiopática, trombocitopenia secundaria, anemia hemolítica adquirida (autoinmune), eritroblastopenia, anemia congénita hipoplástica (eritroide). Enfermedades neoplásicas:leucemia, linfoma, mieloma múltiple. Enfermedades renales:síndrome nefrótico. Enfermedades gastrointestinales:colitis ulcerativa, enteritis regional, hepatitis crónica. Enfermedades neurológicas:exacerbación de esclerosis múltiple. Debido a su propiedad de no afectar sustancialmente la remodelación ósea, deflazacort puede ser la droga de elección para personas que necesitan tratamiento con glucocorticoides; especialmente aquellos con mayor riesgo de osteoporosis. Los reducidos efectos diabetogénicos tornan a Azacortid® el glucocorticoide sistémico oral de elección para personas diabéticas o prediabéticas.

Dosificación

El deflazacort es un glucocorticoide derivado de la prednisolona y 6 mg de deflazacort tienen aproximadamente la misma potencia antiinflamatoria que 5 mg de prednisona o prednisolona. La dosis requerida es variable y debe ser individualizada sobre la base de la enfermedad a tratar y la respuesta del paciente. En casos graves o que representen peligro de vida, pueden ser necesarias altas dosis de Azacortid®. Cuando el Azacortid® es usado en tratamientos prolongados, la dosis de mantenimiento debe ser la más baja posible, ajustando individualmente hasta alcanzar la mínima dosis efectiva. El ajuste de dosis debe ser hecho de acuerdo con el diagnóstico, gravedad de la enfermedad y respuesta y tolerancia del paciente. Las dosis pueden requerir aumento durante períodos de estrés o exacerbación de la enfermedad. Para evitar el síndrome de deprivación después de una terapia prolongada, se debe reducir gradualmente la dosis. Adultos:En enfermedades agudas, y exacerbaciones agudas de condiciones crónicas, se recomienda inicialmente dosis hasta 120 mg una vez al día. La dosis usual de mantenimiento para la mayoría de las condiciones es de hasta 18 mg una vez al día. Niños:Las indicaciones de los glucocorticoides en los niños son las mismas que en los adultos, pero es importante utilizar la menor dosis efectiva. La administración en días alternados puede ser apropiada. Usualmente la dosis cae en el rango de 0,25 a 2,0 mg/kg/día.

Contraindicaciones

Contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al deflazacort o a cualquier componente de la formulación, o en pacientes que están recibiendo inmunizaciones virales vivas.

Reacciones Adversas

Los glucocorticoides son relacionados con aquellas reacciones adversas dependientes de la dosis y duración del tratamiento, incluyendo: susceptibilidad aumentada a infecciones; efectos gastrointestinales (dispepsia; ulceración péptica; perforación de la úlcera péptica; hemorragia; pancreatitis aguda, especialmente en niños); alteraciones en el equilibrio hidroelectrolítico; pérdida esquelética (fracturas); fragilidad y adelgazamiento de la piel; acné; alteraciones neuropsiquiátricas (cefalea, vértigo, euforia, insomnio, agitación, hipomanía o depresión; pseudotumor cerebral en niños); efectos oftálmicos: (catarata subcapsular posterior; aumento de presión intraocular); supresión de la función hipotalámica pituitaria adrenal; alteraciones corporales (distribución Cushingoide, aumento de peso y cara de luna llena); hirsutismo, amenorrea; diabetes mellitus; disminución del crecimiento en niños); pérdida muscular o miopatía (puede precipitarse miopatía aguda por relajantes musculares no depolarizantes); y raros casos de reacciones alérgicas.

Precauciones

La supresión de la función hipotalámica-pituitaria-adrenal inducida por glucocorticoides, es dependiente de la dosis y duración del tratamiento. El restablecimiento ocurre gradualmente conforme la dosis del esteroide es reducida y retirada. No obstante, una insuficiencia relativa puede persistir por algunos meses después de la suspensión del tratamiento; por lo tanto, en cualquier situación de estrés, la terapia debe ser restituida. Después de una terapia prolongada, el retiro de los glucocorticoides debe ser lento y gradual para evitar el síndrome de deprivación brusca: fiebre, mialgia, artralgia y malestar generalizado. Esto también puede ocurrir en pacientes sin evidencia de insuficiencia adrenal. El uso de Azacortid®requiere cuidado especial en las siguientes condiciones clínicas: * Afecciones cardíacas o insuficiencia cardíaca congestiva (debido a la retención de agua); hipertensión, desórdenes tromboembólicos. Los glucocorticoides pueden causar retención de sal y agua, y aumento de la excreción de potasio. Puede ser necesario adoptar una dieta con suplementación de potasio y restricción de sal. * Gastritis o esofagitis; diverticulitis, colitis ulcerativa, anastomosis intestinal reciente, úlcera péptica activa o latente. * Diabetes mellitus; osteoporosis; miastenia grave, insuficiencia renal. * Inestabilidad emocional o tendencias psicóticas; epilepsia. * Hipotiroidismo y cirrosis, que pueden aumentar el efecto glucocorticoide. * Herpes simple ocular debido a la posible perforación de la córnea. * El uso pediátrico prolongado puede suprimir el crecimiento y el desarrollo. Considerando que complicaciones del tratamiento con glucocorticoide son dependientes de la dosis y duración del tratamiento, debe tomarse una decisión basada en la relación riesgo/beneficio para cada caso individual tanto para la dosis y duración del tratamiento como asimismo si se debe adoptar terapia diaria o intermitente.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play